El director de Pemex sospecha que la explosión de la sede fue accidental

los servicios de rescate trabajan en la busca de supervivientes y retirada de escombros efe/josé méndez
|

El director general de Pemex, Emilio Lozoya, dijo ayer que la explosión registrada el jueves en la sede central de la petrolera parece, en principio, accidental, aunque insistió en que todas las líneas de investigación están abiertas.

“Esto es parte de lo que los expertos perciben como un accidente, pero no se va a descartar ninguna línea de investigación”, dijo a la cadena Televisa, preguntado sobre las posibles causas de la explosión, que causó 33 muertos y 121 heridos.

Lozoya hizo estas declaraciones poco después de que actualizara en una rueda de prensa el balance oficial de víctimas del suceso, registrado la tarde del jueves en el sótano de un edificio del amplio complejo administrativo de Pemex (Petróleos Mexicanos).

 

atentado

Esta es la primera vez que un alto representante de la empresa apunta que la explosión pudo haberse debido a un accidente y descarta, en principio, la posibilidad de un atentado en la sede central de la principal empresa del país.

Hasta ahora, tanto Pemex como el Gobierno han pedido no especular sobre las causas de la explosión y esperar a los resultados del peritaje que se ayer ya se estaba haciendo en las instalaciones.

En una rueda de prensa previa, Lozoya precisó que de los 121 heridos, 52 aún siguen ingresados en hospitales de esta capital.

Alrededor de 350 personas, entre grupos de rescate, bomberos, personal de la Marina y del Ejército, trabajaban ayer en la sede central de Petróleos Mexicanos en busca de más supervivientes, dijeron fuentes de la Cruz Roja mexicana. “Tenemos la plena confianza de que, si llegamos a rastrear hasta el último centímetro de la zona colapsada”, pueden concluirse los trabajos, declaró a la prensa el coordinador nacional del Área de Socorros de la Cruz Roja Mexicana, Isaac Oxenhaut, quien agregó que, en caso contrario, continuarán con la labor.

Durante la madrugada tres personas fueron sacadas con vida del complejo, una de ellas herida grave, y trasladadas a hospitales de la ciudad como consecuencia de una explosión en el edifico B2 del complejo.

En la plataforma de Pemex trabajan unos 10.000 empleados.

 

El director de Pemex sospecha que la explosión de la sede fue accidental