Las casas regionales defienden su imagen porque “nunca” hubo subvención directa al certamen

18 agosto 2014 A Coruña.- La Casa de Andalucía organizó una procesión del Rocío en el Día de Andalucía
|

Los presidentes de las Casas Regionales que participaban en el certamen de agosto en los Cantones –que este año se ha suspendido por la falta de colaboración municipal– salieron ayer al paso de todas las declaraciones que se han hecho en las últimas semanas sobre el evento. Fundamentalmente, los centros de Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, Andalucía y Cantabria quieren lavar su imagen ante la acusación de lo que costaba a las arcas municipales la actividad. 
“Preocupados por el trato que están recibiendo por parte del alcalde, Xulio Ferreiro”, los seis colectivos aseguraron que “nunca” recibieron del anterior gobierno municipal una subvención directa. El compromiso que existía entre ambas partes era que el Ayuntamiento se encargaba de costear el montaje del mobiliario, además de que mejoró la calidad del mismo. En todo caso, los presidentes recordaron que la fiesta se incluía dentro de la programación de los festejos estivales.
Las actuaciones de los grupos siempre se financiaron con los fondos propios de cada sociedad, de tal manera que no suponían gastos a los coruñeses. 
Con estos argumentos, lamentaron “los comentarios aparecidos en tuits y en distintos medios informativos, expresados por algunos miembros del equipo de gobierno como el concejal de Urbanismo que cataloga a las casas regionales de “despropósito y miseria mental”. 
En este sentido, invitaron a los ediles a “dar su opinión a los gallegos que tuvieron que emigrar a América, donde constituyeron casas y centros de Galicia que han servido y siguen haciéndolo para dar a conocer e intercambiar la cultura y tradición y ser un medio de convivencia”. 
Por otra parte, las casas volvieron a desligarse por completo del evento que preparan varios hosteleros junto al dique de abrigo poniéndole el título de regional. “No tenemos nada que ver”, zanjaron.

Las casas regionales defienden su imagen porque “nunca” hubo subvención directa al certamen