Los placeros de Santa Lucía suspenden las protestas y buscan locales en el exterior

|

El mercado de Santa Lucía no vivió ayer su jueves reivindicativo, tras meses en los que la convocatoria de protesta de los placeros se había convertido en una cita fija en el barrio. El colectivo ha optado esta misma semana por cancelar las concentraciones porque consideran que el Gobierno en funciones no les “va a solucionar” su futuro en la plaza en quince días. Apremiados por el fin de la concesión a finales del próximo mes de julio, algunos de los comerciantes han alquilado bajos por su cuenta en A Falperra. Incluso han puesto en marcha las obras para afrontar su labor desde fuera de las instalaciones.
“É tontería reivindicar ao novo goberno porque aínda non chegou e non ten culpa ningunha da nosa situación”, justifica Ramiro Abella, uno de los portavoces de Santa Lucía, sobre la decisión de abandonar las performance reivindicativas. En ellas reclamaban su permanencia en la instalación o su reubicación con ayuda municipal mientras durasen las obras de rehabilitación.
“Al final no se ha solucionado nada y cada uno ha alquilado un bajo nuevo que está arreglando”, concreta Miguel Rodríguez. Este es el caso de varios empresarios, si bien otros muchos aprovecharán la falta de respaldo municipal para jubilarse o “irán al paro”.  “No tuvimos ningún tipo de respuesta del Ayuntamiento y esto ya no tiene solución”, comenta el portavoz.

demandas de futuro
En ello coincide Abella, pues unos tendrán que buscar un nuevo empleo mientras que los que han puesto en marcha el plan B para apuntalar su salario están en una situación “irreversible”.
“Xa non podemos pedir nada porque metímonos a uns locais empufándonos e, agora, xa temos os proxectos e non lle poderíamos deixar de pagar aos arquitectos ou ás empresas que fan as obras”, se lamenta Abella sobre los gastos realizados. En todo caso, parece que sí se mantendrá la solicitud de regresar al edificio cuando se termine su reforma.
La idea es demandar al nuevo Gobierno local que se tenga en cuenta la “experiencia laboral” en ese mercado a la hora de sacar a concesión los puestos que se construyan.

Los placeros de Santa Lucía suspenden las protestas y buscan locales en el exterior