La Marea y el PSOE descartan ceder en sus pretensiones sobre el presupuesto

José Manuel García explicó la postura del PSOE patricia g. fraga
|

El Partido Socialista cree que es necesario un replanteamiento de la estructura general del borrador del presupuesto y así se lo trasladó a la Marea durante su último encuentro, pero el Gobierno local se mantiene firme en su postura de llevar al pleno su borrador de las cuentas antes de final de año a pesar de no contar con los apoyos necesarios. Las diferencias entre ambas partes son bastante amplias, ya que el desacuerdo parte de la base, no de cuestiones puntuales.
El concejal socialista José Manuel García aseguró ayer que les “parece un error” que presenten el presupuesto “de manera unilateral”, aunque añadió que “es legítimo”. El edil explicó que se necesita un cambio de modelo y que no apoyarán a la Marea en una repetición de la fórmula de este año, ya que luego las enmiendas que introducen pueden caer en saco roto, como está pasando.
García también solicitó al alcalde Xulio Ferreiro y a su equipo de gobierno que reflexionen en clave ciudad ya que la propuesta que les enviaron hace un par de semanas es en “clave partidista”. Por ello, creen que es necesario “plantear un escenario diferente” en el que se mezclen los “intereses de ambos partidos”.

intención firme
Sin embargo, la visión del Partido Socialista dista mucho de las intenciones del Gobierno local, que continúa con la intención de llevar al pleno el presupuesto antes de final de año. Ayer, Ferreiro afirmó que desde la formación liderada por José Manuel Dapena no habían propuesto nada claramente, aunque sí habían mostrado su disconformidad con el borrador elaborado por el Ejecutivo.
“O PSOE non propuxo nada, dixeron que gustaríalles traballar no orzamento desde cero”, dijo el regidor. Además, Xulio Ferreiro criticó que el interés socialista llegue en este momento. “Paréceme ben, pero chega dous meses tarde. Hai dous meses propuxemos traballar desde cero cos orzamentos e naquel momento o PSOE solo quería falar de entrar no goberno”, afirmó.
Con este panorama, todo apunta a que el Ayuntamiento llevará el presupuesto al pleno sin tener asegurados los apoyos necesarios para aprobarlos, por lo que podría recurrir a vincularlos a una moción de confianza para que recibieran la luz verde. José Manuel García explicó que esta sería “la peor de las soluciones”, pero no aventuró la posición socialista.

La Marea y el PSOE descartan ceder en sus pretensiones sobre el presupuesto