Los controles de la Guardia Civil causan un embotellamiento en Alfonso Molina

Los agentes de la Agrupación de Tráfico montaron un control en la hora punta en dirección salida | quintana
|

La inminencia de la Navidad motivó ayer que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil montase un control en Alfonso Molina, en un esfuerzo por supervisar los desplazamientos en estas fiestas tan particulares, después de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo pidiera por carta a la Delegación del Gobierno  un “esfuerzo adicional” este mes que permita garantizar el cumplimiento de las restricciones. Se desconoce si dicho esfuerzo se tradujo en un aumento en el número de sanciones, pero sí tuvo considerables efectos en el tráfico, provocando un embotellamiento en hora punta.

El control se estableció, como es habitual, en la gasolinera situada frente al núcleo rural de San Vicente de Elviña, y la Guardia Civil dejó un carril libre para circular, ocupando otros dos. Esto generó un cuello de botella por el que tuvieron que pasar cientos de vehículos que se agolparon hasta más allá de la ronda de Outeiro durante la hora larga que duró el control.

Hay que señalar que desde que comenzó la pandemia, se han registrado miles de sanciones, pero la mayor parte han sido dentro de la ciudad. Por ejemplo, solo la Policía Local tramitó 3.404 denuncias administrativa desde la primera fase, el 14 de marzo, hasta la semana pasada. Fue en estas primera fase, la del confinamiento, cuando se multó más: 1.310 denuncias administrativas.  

Balance de casos

En cuanto a la situación sanitaria en el área de A Coruña y Cee, ayer volvió a empeorar ligeramente tras un nuevo repunte de los contagios, con 64 nuevas personas infectadas. A pesar de que las altas llegaron al medio centenar, esto no sirvió para que el total de casos activos no volviese a aumentar, situándose en 880, catorce más que el pasado martes.

Así, el área afronta la Nochebuena con una situación mejor que hace un mes, pero con la incidencia otra vez en aumento, a pesar de la buena evolución que destacaba Sanidade esta misma semana.

No obstante, la presión hospitalaria sí que descendió en la jornada de ayer, ya que actualmente son 71 los pacientes ingresados a causa del Covid-19, siete menos que el martes.

La gran mayoría se encuentran en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), 61 en concreto, de los cuales catorce necesitan de atención en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), mientras que los 47 restantes están en planta. El resto de ingresados se encuentran en el Modelo (uno en la UCI y cuatro en planta) y en el Virxe da Xunqueira de Cee (cinco, todos ellos en planta).

Aunque el número de contagios aumentaba ayer, también lo hizo el volumen de pruebas PCR realizadas para detectarlos. La cifra de test se situaba ayer en 1.973, casi el doble de las que se realizaban diariamente durante la pasada semana, casi toda ella por debajo de 1.000 test.

Los controles de la Guardia Civil causan un embotellamiento en Alfonso Molina