Alonso cree “oportunista” abrir el debate sobre una ley de muerte digna

21/09/2015 Alfonso Alonso entrega los premios Consumópolis. El ministro de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ha hecho entrega este lunes de los premios Consumópolis, que en su décima edición ha recaí

El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ve irresponsable abrir en estos momentos un debate “oportunista” sobre una ley de muerte digna tras el fallecimiento este viernes de Andrea, la niña de 12 años con una enfermedad neurodegenerativa irreversible, puesto que entendió que el asunto requiere de una reflexión “mucho más pausada”.
“No me gusta abrir debates oportunistas y mucho menos hacerlo porque uno tiene un interés electoral sobre una situación dramática como la que hemos vivido y en la que hay que ser muy cuidadoso con la situación de los padres y muy respetuoso también con los profesionales”, dijo.
En declaraciones a los medios de comunicación, el ministro recordó que en España hay una Ley de Autonomía del Paciente que dice que a nadie se le puede obligar a seguir un tratamiento.
“Uno tiene derecho a rechazar un tratamiento y la Ley dice que todo el mundo tiene derecho a cuidados paliativos que le hagan el tránsito lo más digno y sin dolor que se pueda hacer y en las mejores condiciones”, afirmó.
Alonso insistió en que la legislación española prohíbe también la obstinación terapéutica, para agregar que los médicos tienen un código deontológico donde todas estas cuestiones “quedan perfectamente claras”.
“Me parece irresponsable abrir debates oportunistas. Esto requiere mucha más serenidad y una reflexión más pausada”, concluyó.  
Mientras el ministro reflexionaba sobre el debate que suscitó el caso de Andrea, su familia la despedía ayer en la “más estricta intimidad”, tal y como pidieron en el comunicado hecho público tras la muerte de la niña. El entierro tuvo lugar en Noia, localidad natal de la niña.
En un comunicado remitido a los medios de comunicación a través de su abogado, Sergio Campos, los padres de Andrea, Antonio Lago y Estela Ordóñez, habían pedido poder dar el “último adiós” a su hija “en la más estricta intimidad”, en compañía de allegados y seres queridos.
Según manifestaron, su hijase fue “en paz y con tranquilidad, sin sufrir”, y “como ella misma hubiese querido”, destacaron tras haber defendido una muerte digna para Andrea.
“Para nosotros Andrea, tal y como la conocíamos, comenzó a írsenos cuando ingresamos de urgencia el 9 de junio, fecha de la que ahora se cumplen cuatro meses, pero su recuerdo vivirá para siempre en nuestros corazones”, concluyen los padres.

Alonso cree “oportunista” abrir el debate sobre una ley de muerte digna

Te puede interesar