Pistorius proclama su inocencia y que no planeó asesinar a su novia

el atleta oscar pistorius comparece en el tribunal de la magistratura de pretoria, acusado de asesinato
|

El atleta sudafricano Oscar Pistorius negó ayer entre lágrimas ante un tribunal que quisiera matar a su novia, la modelo Reeva Steenkamp, tal y como asevera la Fiscalía, mientras el juez estudia si le concede la libertad bajo fianza.

“No logro entender cómo he podido ser acusado de asesinato, por no hablar de asesinato premeditado, porque no yo planeé matar a mi novia”, afirmó Pistorius en una declaración jurada leída por su abogado, Barry Roux, ante el Tribunal de la Magistratura de Pretoria.

El velocista respondió así a la Fiscalía, que le acusa de “asesinato premeditado” y “a sangre fría”.

El juez Desmond Nair decidió posponer hasta hoy su decisión sobre la libertad bajo fianza solicitada por el abogado de Pistorius, tras pedir el fiscal, Gerrie Nel, más tiempo para preparar la respuesta al acusado.

En la sesión de ayer, celebrada en una sala abarrotada, un emocionado Pistorius ofreció por primera vez su versión de los hechos ante el juez a través de la declaración jurada.

En el texto, el atleta, de 26 años, explicó su miedo a los asaltos violentos y robos en domicilios que son habituales en Sudáfrica y reveló que duerme con una pistola de “9 mm” debajo de la cama.

Según su versión, un ruido en el baño le alarmó en la madrugada del Día de San Valentín, cuando se había levantado, sin las prótesis con las que camina, a traer el ventilador del balcón y cerrar las cortinas en su casa.

“Pensé que alguien había entrado en mi casa, estaba demasiado asustado para encender la luz”, afirmó el corredor, que aseguró estar durmiendo con Steenkamp, quien le dio “un regalo por San Valentín” y le pidió “que lo abriera al día siguiente”.

Caminando sobre sus muñones, Pistorius, según su versión, tomó la pistola y disparó varias veces contra la puerta del baño, por cuya ventana sospechó que pudo entrar un ladrón.

Al volver a la cama y comprobar que estaba vacía, el atleta reparó en que quien estaba en el baño era Steenkamp, de 29 años, que habría ido al servicio.

De acuerdo con su testimonio, el acusado habría abierto en ese momento por la fuerza la puerta cerrada con llave, y encontrado a su compañera herida.

Aunque llamó enseguida a los médicos, contó Pistorius por boca de su abogado, ya nada pudo hacer para salvar a la modelo: “Ella confesó murió en mis brazos”.

El fiscal había expuesto antes su versión de los hechos, según la cual el velocista se puso las prótesis y persiguió a Steenkamp hasta dispararle a través de la puerta del baño, donde se habría escondido tras discutir con su novio.

 

Pistorius proclama su inocencia y que no planeó asesinar a su novia