La asamblea del BNG debatirá la confluencia con En Marea y una organización sin colectivos

30/01/2016 Consello Nacional del BNG del 30 de enero. El documento base del BNG en el que se recogen los postulados políticos y tesis organizativas para la asamblea nacional del 28 de febrero y los dos votos particulares presentados serán d
|

El plenario de la asamblea del BNG que se celebrará el próximo 28 de febrero debatirá una política de pactos para las autonómicas más flexible y la posibilidad de confluir con En Marea. Asimismo, abrirá un debate profundo sobre la actual configuración de la organización frentista, ya que los textos que llegarán apuntan incluso la posibilidad de remover la estructura de colectivos internos que hay actualmente.
Tras arrancar el proceso asambleario en las comarcas, para lo que se abrió el plazo el pasado 3 y se prolongará hasta el 15 de febrero, los textos alternativos a la línea oficial ya han superado la criba necesaria para poder ser debatidos en el plenario del 28, al contar con el respaldo suficiente de la militancia local y comarcal.
De esta manera, ha tenido luz verde el documento elaborado por las dos diputadas del BNG Tereixa Paz y Carme Adán. El texto de las dos parlamentarias defiende una “reformulación de la concepción de la militancia y de la participación en la organización”, con un diseño de la estructura que sea “sencilla, ágil, poco burocrática y muy participativa, pero a la vez que pueda funcionar al momento y pueda responder al día a día de la política”.
Adán consideró que es una “muy buena” noticia que haya prosperado el texto que han defendido y aseguró que se trata de “un primer paso” para aproximar posturas.
Carme Adán subrayó que su objetivo era que “hubiese debate” y, por lo tanto, es “muy positivo” que hayan prosperado los textos, porque “aporta muchísima pluralidad”. “Queríamos que hubiese debate, que hubiese otras formas de entender el proceso, además de explorar otro tipo de alianzas”, expuso la parlamentaria viguesa.

La asamblea del BNG debatirá la confluencia con En Marea y una organización sin colectivos