La Feira das Artes Plásticas se despide con una moderada satisfacción por las ventas

|

El Ideal Gallego-2011-07-26-013-6284e188

  redacción > a coruña

  De los paisajes con grúas de Óscar Cabana a las mujeres redondas de Vanessa Lodeiro, los coruñeses disfrutaron del último paseo por una feria de arte que se despide con las cifras cubiertas y la sensación de haber hecho más pequeña la distancia que los separa del espectador.
El mal tiempo ayudó a que la última jornada con la pintura fuera concurrida por aquellos que no pudieron pisar las playas y optaron por recorrer los 32 expositores repartidos por los jardines de Méndez Núñez. Allí se pudieron encontrar con firmas consagradas y pasar de las acuarelas de Gandullo y las mujeres de Jorreto a los nuevos valores que emergen en un mercado que goza de buena salud. Por lo menos en cuanto a improntas.
Es así como la Asociación de Artistas Plásticos Galegos aumentaba durante este año de los treinta socios a setenta, de los que quince participaron con su obra por primera vez en la actividad. El coordinador Pedro Bueno señalaba que los nuevos habían quedado muy satisfechos con la experiencia y tenían pensado repetir en próximas ediciones para mantener ese contacto con el público y ventilar, de paso, sus creaciones.

Variado > En cuanto al estilo más demandado, el representante aseguraba que los gustos son tan variados que en la feria triunfaron desde las composiciones más abstractas y minimalistas a los cuadros hiperrealistas.
Es así como el paisaje y los retratos particulares  de Manuel Villarino provocaban el mismo ruido en una caja registradora, que contó este año con la venta de merchandising. El colectivo ofreció como novedad un puesto con productos de la feria, donde el visitante se pudo hacer con libretas o catálogos de arte, además de participar en un taller de grabado. Los niños, por su parte, fueron protagonistas el pasado sábado de un certamen de pintura rápida, para el que la vena artística se puso traje de gala.
Pequeños de tres a trece años demostraron su talento entre lo verde y mientras los más bajitos ofrecían dibujos abstractos de manchas de colores, los mayores se iban por el sendero de la figuración y convertían su inspiración en parques con animales y princesas.
Por otro lado, Pedro Bueno recordaba que el mal tiempo de los primeros días de feria impidió que los coruñeses salieran a pasear por Los Cantones durante cuatro días, en los que llovió sin parar. Sin embargo, las siguientes jornadas compensaron a las anteriores y fueron muchos los que no se quisieron perder la oportunidad de ver arte al aire libre.


 

La Feira das Artes Plásticas se despide con una moderada satisfacción por las ventas