Tres años sin culpables por el asesinato de ‘Jimmy’

Cientos de aficionados blanquiazules se congregraron ayer en la Torre de Marathón para rendir un homenaje al hincha coruñés asesinado en Madrid en 2014 | jesús l.p.
|

Cuando se cumplen tres años de la muerte del seguidor del Deportivo de La Coruña Francisco Javier Romero, Jimmy, la Justicia sigue sin esclarecer quiénes fueron los autores de una de las páginas más negras del fútbol español, lo que no deja mucho margen a decretar el archivo de las actuaciones.
Nadie hasta la fecha ha podido aportar luz ante un suceso que conmocionó al deporte y que supuso un antes y un después en la normativa de seguridad en los estadios. No hay acusados de su muerte, ni encarcelados ni responsable alguno.
La única excepción estuvo en el testigo protegido G303 pero las circunstancias, su repentina aparición y su cambio de criterio —es un imputado en el procedimiento principal— han restado valor a su primer testimonio en el juzgado de Menores. Pero ahora tendrá una nueva oportunidad ante la Justicia.
De hecho todas las miradas se dirigen a él, ya que el juez instructor le citará a declarar el próximo enero en una comparecencia en la que apuntará a los autores materiales, pese a que su relato ya fue previamente desacreditado por la Justicia.

Tanto es así que la causa articulada en Menores en torno a su relato fue tumbada por la Audiencia Provincial de Madrid argumentando falta de credibilidad en sus palabras.
Y para aunar más en la incertidumbre de esta persona, la Audiencia de Madrid confirmó hace meses la absolución de los dos ultras que fueron acusados de amenazar al testigo protegido unos días antes de su declaración en Menores.
No obstante, el criterio seguido entonces por la Sección Cuarta y la Sección Primera no lo comparten los magistrados de la Sección Sexta que prefieren agotar el procedimiento y escuchar al testigo antes de pronunciarse sobre el fondo del asunto. Y eso es lo que el juez instructor hará en las próximas semanas después de tres intentos fallidos para que el testigo y otros dos policías comparecieran en los últimos meses, debido a los problemas de agenda de los abogados y al cambio de letrado que lo defiende.
Este último no lo tendrá fácil para defenderle ya que esta persona deberá comparecer como investigado, pues así figura en este procedimiento, donde está imputado por riña tumultuaria, más aún cuando ya no ostenta la condición de testigo protegido ni la protección que ello conlleva, que le levantó el Juzgado de Menores hace ya meses, por lo que su identidad será revelada.
Un asunto que no es baladí habida cuenta de que fue miembro del Frente Atlético y como imputado ya no goza de protección policial. Esta diligencia será, probablemente, la última baza de la Fiscalía, LaLiga y las acusaciones para evitar el archivo de las actuaciones que ya fue acordado por el magistrado instructor.

Tres años sin culpables por el asesinato de ‘Jimmy’