Ninguna universidad española consigue clasificarse entre los 200 mejores centros académicos del mundo

En España el centro que alcanza un puesto más alto en el ránking es la Pompeu Fabra de Barcelona | Brian Snyder (reuters)
|

La Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona, en el puesto 239, es la primera española que aparece en la última edición del conocido como “Ranking de Shaghái”, una de las clasificaciones académicas más reconocidas a nivel mundial, y que fue actualizada por la Universidad Jiao Tong de esa ciudad china.
Entre las 500 mejores universidades del “Ranking Académico de las Universidades del Mundo (Academic Ranking of World Universities-ARWU)” están este año once españolas, y a la cabeza de toda la lista, como es habitual desde hace quince años, se encuentra Harvard.
Ningún centro español ha conseguido este año colocarse entre los 200 primeros puestos. La primera en aparecer es la Pompeu Fabra en el 239, seguida de la Universidad de Barcelona, en el puesto 261; en el 268, la de Granada; en el 302, la Universidad Autónoma de Barcelona y en el 303, la Autónoma de Madrid. En el puesto 313 figura la Universidad Complutense de Madrid, en el 382 la de Santiago de Compostela, en el 448 la Politécnica de Valencia, en el 463 la Jaume I, en el 492 la del País Vasco y en el 495 la de Universidad de Valencia.

Las mejor puntuadas
Los cinco primeros lugares entre las 500 universidades mejor consideradas están copados por las instituciones académicas de Harvard, Standford, Cambridge, Massachusetts Institute of Technology y California-Berkeley.
Entre las cien primeras están 48 de Estados Unidos y entre todas ellas, las 500, 135. De China son 57 y 38 del Reino Unido.
Por primera vez la Universidad de Washington en San Luis (Estados Unidos) entra en el “top 20” y la universidad helvética Swiss Federal Institute of Technology Zurich sigue siendo la universidad de Europa continental mejor posicionada en número 20.
El ranking ARWU, que se realiza desde 2003, analiza cada año este estudio con una metodología basada en la transparencia y en tres tipos de datos.
La clasificación tiene en cuenta parámetros de calidad como número de publicaciones en revistas internacionales de prestigio reconocido (con especial atención a revistas como Science o Nature) y el número de citas de trabajos de sus investigadores.
También se tiene en cuenta el número de premios Nobel o medallas Fields (de Matemáticas) que imparten clase en sus aulas o han estudiado en ellas, a la hora de elaborar la clasificación.

Ninguna universidad española consigue clasificarse entre los 200 mejores centros académicos del mundo