Miles de personas reclaman en Galicia más empleo para salir de la crisis

GRA380. VIGO (PONTEVEDRA), 01/05/2015.- Pancarta de cabecera de la manifestación del Primero de Mayo, convocada por UGT y CC.OO, hoy por las calles de Vigo. EFE/Salvador Sas
|

Miles de personas participaron ayer en las manifestaciones convocadas en las principales ciudades de Galicia en el Día Internacional del Trabajo para exigir más empleo y que este sea de mayor calidad, y para instar a la derogación de la reforma laboral porque, según aseguraron, “así no salimos de la crisis”.
Además de A Coruña, Ferrol, Santiago, Viveiro, Lugo, Ourense, Arousa o Pontevedra, en Vigo unas cinco mil personas, 500 según fuentes de la Policía local, participaron en las manifestaciones convocadas por CCOO y UTG, encabezadas por el alcalde de la ciudad, Abel Caballero, y por la CIG, donde su secretario xeral, Suso Seixo, abogó por reforzar a la clase trabajadora frente a las políticas del PP.
Seixo cargó también contra las otras dos organizaciones sindicales por “pactar acuerdos que no ayudan a corregir la situación de pérdida de derechos y que solo sirven al PP y a la patronal para ganar en imagen”.
Mientras, decenas de miles de personas participaron en las manifestaciones convocadas en toda España con motivo de la celebración del Primero de Mayo, que este año cumple su 125 aniversario, para pedir, en un claro ambiente preelectoral, la recuperación de los derechos laborales y el fin de los recortes.
La proximidad de los comicios municipales y autonómicos del 24 de mayo marcó el discurso de los líderes de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, en la manifestación de Madrid, la más emblemática.
En esta ocasión, la manifestación de Madrid contó con la presencia de más políticos, como por ejemplo, el líder de IU, Cayo Lara; los candidatos del PSOE a la Comunidad y al Ayuntamiento, Ángel Gabilondo y Antonio Miguel Carmona, respectivamente; la portavoz de Empleo socialista, Luz Rodríguez; y el concejal socialista Pedro Zerolo. También hubo presencia de políticos en Barcelona, a cuya marcha acudieron el líder de ERC, Oriol Junqueras; la cabeza de lista de Barcelona en Comú, Ada Colau; y los diputados Joan Herrera y Joan Coscubiela, entre otros. En esa ciudad, miles de personas reclamaron mejores salarios y trabajo estable, y denunciaron la precariedad laboral.
La elevada tasa de paro de Andalucía fue una de las denuncias de la manifestación de Sevilla, mientras que en Bilbao se puso el acento en la necesidad de un cambio de política para salir de la crisis y en la defensa del papel del sindicalismo en la sociedad.
En Castilla-La Mancha salieron a la calle miles de personas en contra de la “situación canalla que vive España”, según el líder de CCOO en Albacete, José Luis Gil. En las nueve manifestaciones convocadas en las capitales de provincia de Castilla y León se abogó por un cambio de rumbo en la política del Gobierno y que se derogue la reforma laboral, y también se animó a los ciudadanos a meditar su voto en los próximos comicios.
En Cantabria, UGT y CCOO reivindicaron un Primero de Mayo “de lucha” para “reconquistar” los derechos que “se han perdido” y pidieron a sus afiliados que el 24 de mayo “voten por el cambio” para “desalojar” al PP del Gobierno.
En la misma línea, en la manifestación de Mérida, los sindicatos apelaron al voto responsable para cambiar la “insostenible situación”.
También se movilizaron en defensa de los derechos laborales en Aragón, Asturias, Murcia, La Rioja y Navarra, con nutridas manifestaciones en las que se hizo hincapié en que la crisis no ha terminado y que hoy, más que nunca, tienen sentido estos actos para denunciar los altos niveles de pobreza y desigualdad.
Mientras, unas 1.200 personas participaron en la manifestación de Palma de Mallorca; mientras que en Santa Cruz de Tenerife, los sindicatos reivindicaron la unidad sindical para luchar por un puesto de trabajo digno y recordaron que más de trescientos sindicalistas están procesados en España por ejercer sus derechos.

Miles de personas reclaman en Galicia más empleo para salir de la crisis