Podemos se va de la mesa negociadora con el PSOE por el pacto con Ciudadanos

Íñigo Errejón, portavoz de Podemos, dio ayer una rueda de prensa EP
|

El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, anunció ayer que su grupo parlamentario decidió levantarse de la mesa de negociación que había iniciado con el PSOE hace dos días al considerar que el acuerdo que los socialistas habían firmado con Ciudadanos es “incompatible” con las políticas que defiende el partido morado y con la posibilidad de conformar un gobierno de progreso y de cambio.
“Por el momento el PSOE parece haber elegido, y esa elección no es compatible con Podemos”, sentenció Errejón en una rueda de prensa.
Tras confesar que tomaron esta decisión con “decepción”, el número dos de Podemos lamentó que con el acuerdo que los líderes de PSOE y Ciudadanos, Pedro Sánchez y Albert Rivera, habían firmado por la mañana, se ha perdido una “oportunidad” para formar un gobierno de cambio.

“PENSANDO EN EL PP”
A su juicio, se trata de un documento “redactado pensando en el PP”, con la intención de sumar a los populares y no al resto de fuerzas, y por lo tanto no tiene sentido seguir adelante con las negociaciones iniciadas esta semana, tras más de un mes de desencuentros.
“Nos parece que no es un acuerdo ni progresista ni reformista. Va a hacer las delicias del Ibex 35 y los sectores privilegiados por las políticas del PP en los últimos años. Ataca y es lesivo para los derechos de las mayorías sociales que han sufrido la crisis”, denunció.
Errejón avisó también de que este acuerdo, además de ser “incompatible” con el cambio, “no suma” y solo va a llevar a una “investidura fallida”, a no ser que el PP permita con su abstención que Sánchez saque adelante su investidura la próxima semana, tal y como quiere Ciudadanos.
A este respecto, el número dos de la formación morada volvió a defender que solo existen dos opciones posibles para formar gobierno: la de la “gran coalición” que formarían PSOE, Ciudadanos y el PP; y la del gobierno del cambio que se estaba estudiando en la mesa de negociación a cuatro bandas entre PSOE, Podemos, Compromís e Izquierda Unida-Unidad Popular, que también se ha roto tras levantarse los de Pablo Iglesias.
De este modo, Errejón volvió a descartar una posible abstención de Podemos en la investidura de Sánchez, ya que no están dispuestos a ser meros “figurantes” de un acuerdo “cosmético” que no soluciona los problemas de los españoles. “Ha realizado una elección incompatible con la opción de que los representantes de cinco millones de votos apoyen un gobierno que no sería de cambio en ningún caso”.

“MANO TENDIDA”
No obstante, el número dos de Podemos aseguró que no tiran la toalla, ya que siguen con la “mano tendida” para conseguir pactar un gobierno “de cambio y de progreso” con el PSOE tras la previsible “investidura fallida” de la próxima semana, después de la cual se abrirá “un nuevo tiempo”.
“Seguiremos intentándolo. Después de esa investidura se abre otro tiempo y nuestra mano sigue tendida para conformar un gobierno de cambio y plural”, rearfimó, recordando que la oferta de Podemos pasa necesariamente por conformar un Ejecutivo de coalición. “Pero a esta hora, es una oportunidad cerrada y bloqueada”, sentenció.
Sobre el escenario que debería darse para que se retomen las negociaciones, Errejón explicó que no ponen condiciones, y tampoco impiden al PSOE hablar con otras formaciones, pero no pueden pretender “pactar blanco” en una mesa y “negro en otra”. “Nos podemos volver a sentar en cualquier momento, pero nos sentamos para trabajar, el documento tiene que levantarse”, ha reclamado.
Podemos tomó la decisión de romper su negociación con el PSOE tras leer el documento publicado pactado.

Podemos se va de la mesa negociadora con el PSOE por el pacto con Ciudadanos