Las zonas verdes concentran la mayoría del aparcamiento en superficie en Ferrol

Zona de aparcamiento prohibido en el Cantón
|

El aparcamiento en superficie y la peatonalización están reñidos, y por eso  las superficies situadas en la periferia del centro se convierten así en el espacio elegido por los conductores para dejar los vehículos. Las zonas ajardinadas, o lo que en su día fueron alamedas o paseos, se convierten en macro-aparcamientos naturales, en los que nadie piensa ya como zona de esparcimiento.
Así estaba el Cantón hace tan solo unos meses hasta que el Concello decidió parar ese goteo de coches estacionados en una alameda histórica, por supuesto, no sin las pertinentes quejas de hosteleros que ahora parecen haberse ido disipando ante lo “innegociable” de la situación.
Pero esta zona natural no es la única que se emplea como párking en superficie. Así, la alameda de Esteiro situada delante de Navantia acoge a diario decenas de vehículos desde primeras horas de la mañana y durante toda la jornada. Solo las imponentes filas de árboles indican que se trata de una zona verde, que debería estar libre de coches.
También la plaza del Carbón, que ya pasó por varias etapas alternativas de aparcamiento y paseo vuelve a estar llena de coches y es la alternativa más próxima al barrio de A Magdalena como párking en superficie.
Junto a éstas, las posibilidades con gran capacidad se reducen al antiguo acuartelamiento Sánchez Alguilera –con pocos árboles y bastante espacio para coches– y la explanada de la conocida como Casa 1008 en Batallones, en un estado pésimo de conservación por la acumulación de coches y la falta de mantenimiento. Los árboles, en este caso, actúan como delimitador de plazas de aparcamiento.
Tal y como se ha hecho con el Cantón, la idea del nuevo ejecutivo local es librar otros espacios verdes de coches, como el caso de la Alameda del Carbón, para la que ya se ha anunciado que una vez que concluyan las obras de saneamiento se convertirá de nuevo en espacio público para esparcimiento. Los trabajos de adecuación para que recupere su estado correrán a cargo de la empresa de saneamiento, que ha utilizado este espacio como “almacén” de sus materiales. Queda por saber el futuro de los demás párkings “naturales”.

Las zonas verdes concentran la mayoría del aparcamiento en superficie en Ferrol