Casi un 30% de los inmuebles del casco histórico betanceiro está catalogado desde el año 1992

El casco histórico betanceiro es, por sus dimensiones, uno de los más grandes de Galicia | ArChivo EC
|

El patrimonio artístico y cultural acumulado y la composición de un estilo de vida “sosegado” determinan cualquier “movimiento” en el casco histórico de Betanzos. Entre las señas de identidad del entorno monumental betanceiro están la asociación de disciplinas estéticas y la excelencia arquitectónica de los templos de Santa María, San Francisco y Santiago, el motivo de su consideración como “capital” del Gótico de Galicia. La ciudad “amurallada” es uno de los activos del municipio y, en este sentido, los cinco partidos políticos de la corporación destacan su importancia y la urgencia de actuaciones que moderen el deterioro de su parque inmobiliario y consoliden Betanzos como cabecera de su comarca, una de las dieciocho de A Coruña.

La apuesta del Gobierno del PSOE pasa por una “revisión” del Plan Especial de Protección del Casco Histórico (Pepoch), aprobado en 1992. Una “actualización” que el Ayuntamiento de Betanzos sacó a licitación en 2017.
Según el catálogo de este plan, son casi medio millar (446), aproximadamente un 28%, las construcciones que no pueden alterarse sin que un técnico especializado en rehabilitaciones dé fe de que las actuaciones respetan las filosofías arquitectónicas que hicieron realidad los inmuebles y que, en consecuencia, protagonizaron la historia de Betanzos. En el catálogo aparecen todo tipo de edificaciones, desde las civiles hasta las religiosas, pasando por las viviendas de particulares, que son las que más abundan, el grueso de las fichas individuales que conforma el citado Pepoch.

1 Movimiento “slow”
Betanzos no es una “slow city”, pero sí un municipio apacible y, según el Ayuntamiento, con “grandes posibilidades” si se adapta la normativa actual y la completa con medidas “que faciliten la rehabilitación”, apuntó un portavoz del Gobierno de Ramón García Vázquez.

2 Estadísticas
En el casco antiguo reside menos de un tercio de la población del municipio, unos 4.000 habitantes, mientras que el otro tercio vive “extramuros” y calles aledañas o en los barrios de más reciente construcción, y el restante en las parroquias más alejadas del centro de Betanzos. El parque inmobiliario suma 1.800 viviendas, pero estarían habitadas unas 1.500. La desocupación supera el 20%.

3 Desprendimientos
El último estudio hecho público por el Ayuntamiento corrobora que de las 1.800 viviendas integradas en el área monumental, más de 600 requerían algún tipo de diligencia y más de un centenar una intervención inmediata ante el riesgo de desprendimientos o desplome de elementos estructurales a la vía, aunque el número de incidentes de este tipo se redujo en los últimos años, quizá por la acción de las administraciones, que incidieron en este aspecto ante los propietarios de inmuebles en el antiguo Castro de Untia.

4 Notificaciones
La línea marcada por el Gobierno de Betanzos en los últimos años es la de “actuar” sobre las viviendas en peor estado, primero comunicando a sus propietarios su obligación de mantener el inmueble en condiciones de funcionalidad, seguridad, salubridad y ornato público, según lo establecido en las disposiciones vigentes en Galicia.
En aquellos casos en que no se
atienda la advertencia municipal, la administración local incoará el correspondiente expediente de orden de ejecución, como en los célebres de la Torre de Lanzós y la Casa Gótica de A Cerca.

5 Rexurbe
En enero, la Xunta anunció la convocatoria del primer concurso de compra de viviendas para su rehabilitación en Ferrol, Lugo, Ourense y Betanzos. El Programa Rexurbe, con el que se pretende contribuir a la dinamización de los cascos históricos y estimular la iniciativa privada, reserva 2,1 millones para la capital de As Mariñas.
Los propietarios de viviendas disponían hasta el pasado día 22 para ofrecerlas a la Xunta y, según un portavoz municipal, más de 40 se interesaron por la medida.

Casi un 30% de los inmuebles del casco histórico betanceiro está catalogado desde el año 1992