Choques con gritos a favor y en contra del rey y la unidad obligan a intervenir a los Mossos d’Esquadra

Las pancartas en contra del rey fueron habituales ayer | a. dalmau y s. sáez (efe)
|

El centro de la capital catalana registró pequeños enfrentamientos y consignas cruzadas con motivo de la conmemoración del primer aniversario de los atentados en Cataluña, que contó con la presencia de los reyes.
En diferentes puntos de la plaza de Cataluña y de La Rambla de Barcelona se dieron disputas entre personas que gritaban en favor y otras en contra de la presencia del rey, lo que se intensificó después del acto de homenaje.
Una mujer que se encontraba a la altura de la fuente de Canaletes de La Rambla explicó a Europa Press que llevaba una pancarta amarilla y, ante un persona de un grupo con banderas españolas, la levantó más: “Y me la han arrebatado con un golpe, y después a otro”.
El altercado derivo en algunas carreras e hizo que se estableciera un cordón de los Mossos d’Esquadra para separar a grupos de personas de diferentes sensibilidades políticas, en La Rambla en su límite con la plaza. 
Algunos paseantes de diferentes grupos y con pancartas de diferente signo se iban intercambiando frases e insultos en favor de la unidad de España, de la democracia, la Constitución y un referéndum.
Grupos de asistentes ataviados con banderas y gorras con la bandera de España gritaron lemas como “Viva España”, “Viva el rey” y “Viva la Constitución”, mientras que al inicio de La Rambla hicieron sonar el himno nacional.
Las consignas en catalán “Fuera fascistas de nuestros barrios”, “Democracia” y “Libertad” fueron las más escuchadas entre soberanistas, al lado de pancartas de la ANC en inglés y en catalán: “Dismantling a terrorist cell comes at a price: prison and repression” (desmantelar una célula terrorista tiene un precio: prisión y represión) y “Us tenim presents no tenim por: suport a les famílies i les víctimes del 17-A” (os tenemos presentes, no tenemos miedo: apoyo a las familias y las víctimas del 17-A).
Fuentes de la ANC explicaron a Europa Press que personal de la organización requisó pancartas a una persona hasta el final, y estas no se pudieron ver entre los asistentes del homenaje.  

Marcha silenciosa
Además, más de 500 personas convocadas por los Comités de Defensa de la República (CDR) marcharon por La Rambla en solidaridad con las víctimas y contra la presencia del rey en la ciudad. Los manifestantes recorrieron  La Rambla silenciosamente desde la estatua de Colón hasta el mosaico de Joan Miró, donde han leyeron un manifiesto.
A estos enfrentamientos se sumaron pancartas colgadas en contra de la presencia del rey y sobre las que la Delegación del Gobierno ha pedido información a los Mossos d’Esquadra y al Ayuntamiento de Barcelona. En un comunicado, la Delegación explicó que la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía exigió antes del acto la retirada de la pancarta “debido al espacio ciego de seguridad que generaba”, pero que dicho requerimiento  “fue desatendido”.
Grupos independentistas colgaron de madrugada una pancarta de grandes dimensiones contraria a la presencia del rey en Barcelona en un edificio de la plaza Cataluña, tapando cuatro ventanales del inmueble, pero esta no fue retirada hasta horas después del acto de homenaje a las víctimas de los atentados.
La Delegación del Gobierno asegura que recibió numerosas muestras de preocupación por una posible vulneración de las garantías de seguridad a causa de esta lona, teniendo en cuenta que impedía el control de varios ventanales con vistas directas a la plaza Cataluña.
Fuentes municipales indicaron por su parte a Efe que en los casos en los que una pancarta no tenga un contenido que suponga una ofensa grave no se retira de inmediato, sino que se abre un expediente para comprobar si vulnera las ordenanzas. l

Choques con gritos a favor y en contra del rey y la unidad obligan a intervenir a los Mossos d’Esquadra