El Estado Islámico amenaza una de las joyas arqueológicas de Oriente Medio

HK102 PALMYRA (SIRIA) 15/05/2015.- Fotografía de archivo tomada el 12 de noviembre de 2010 que muestra la antigua ciudad de Palmira en Siria. La antigua ciudad de Palmira, una de las joyas arqueológicas de Oriente Medio, está amenazad
|

La antigua ciudad de Palmira, una de las joyas arqueológicas de Oriente Medio, está amenazada por el ataque del grupo terrorista Estado Islámico (EI), que se enfrenta al Ejército sirio a menos de diez kilómetros del lugar.
Ubicada en un oasis, Palmira fue en el pasado uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria. Tal es su riqueza monumental que se trata de uno de los seis lugares sirios incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y también en su lista de Sitios en Peligro por el actual conflicto que asuela el país.
El edificio más grande de Palmira es el templo de Bel, dedicado a la deidad suprema babilonia, y cuyo techo, ya desaparecido, estaba originalmente recubierto de oro.
Otros lugares emblemáticos son su plaza principal o “ágora”, donde se comerciaba con todo tipo de productos, sus baños públicos, su teatro romano, su cementerio o el campamento de Diocleciano.
Pero si hay un elemento distintivo de Palmira este es su vía principal con su gran columnata: este camino, que daba la bienvenida a los comerciantes de las caravanas que entraban en la urbe, se extiende a lo largo de 1,3 kilómetros con 750 columnas alineadas a ambos lados.
La aviación militar siria bombardeó ayer posiciones del Estado Islámico en la ciudad de Palmira y sus alrededores, cuyas ruinas fueron proclama.
Los yihadistas, que iniciaron hace tres días un ataque contra el este de la provincia de Homs, tomaron la cercana población de Al Sujna y áreas de los alrededores de Palmira.
En las afueras de esta ciudad había ayer un intercambio de fuego de artillería entre los efectivos militares y los yihadistas, quienes dispararon contra una zona donde hay viviendas de oficiales del Ejército sirio.
El gobernador de la provincia de Homs, Talal al Barazi, dijo que los enfrentamientos se centraban en el barrio de Al Ameriya, en el extrarradio nororiental, y en el camino que une Palmira con Sujna, a unos 70 kilómetros de distancia por el este.
“Los soldados han matado a decenas de terroristas del Estado Islámico en varias operaciones”, aseguró.

El Estado Islámico amenaza una de las joyas arqueológicas de Oriente Medio