España deja escapar la gloria

|

La selección de España femenina sub-20 dejó escapar su primera corona mundial ante una efectiva y disciplinada Japón, que se consagró por primera vez campeona al vencer la final por tres a uno.
Con la presencia de la deportivista Nuria Rábano en el banquillo, la Rojita tuvo la final disputada en Vannes (Francia) en sus manos hasta el minuto 38, cuando Hinata Miyazawa anotó el primero de los tres goles japoneses.
España recibió entonces otros dos tantos en media hora, pero logró recortar en el 71 gracias a Candela Andújar. Sin embargo, le faltó tiempo y claridad para obrar el milagro.
Japón sucede en el palmarés a Corea del Norte y logra por primera vez el primer puesto después de dos terceros en las ediciones de 2012 y 2016.
A pesar del varapalo, España, que había ganado a su rival en la primera fase, realiza con este subcampeonato su mejor torneo sub-20 de la historia.
Nada más comenzar el encuentro, Patri Guijarro, una de las estrellas del torneo, no acertó a rematar con precisión después de un mal despeje de la guardameta japonesa.
España tampoco vio puerta al cuarto de hora, cuando otra vez Guijarro marró un cabezazo a la salida de un córner que resultó desviado por poco.
Después fue el turno de Maite Oroz, otro de los motores de la Rojita, quien obligó a Hannah Stambaugh a una estirada que evitó el 1-0 español.
Las niponas, más agazapadas que sus rivales, avisaron a través de Hayashi cerca del minuto 20 con un remate que se marchó al lateral de la red.
España elaborara, tocaba, buscaba soluciones, pero no encontraba espacios ante la disciplinada escuadra nipona.
La falta de pegada la pagaron con creces las españolas en una jugada que en un principio parecía anodina.
Hinata Miyazawa recibió de Jun Endo a unos 25 metros del área. Miyazawa vio la oportunidad ante una cierta pasividad española y sacó un duro remate que se coló entre el larguero y las manos de Coll, cuya estirada no fue suficiente.
El mal cuerpo del tanto, ocurrido en el 38, pudo se aún peor si Coll no frustra con una actuación felina un tiro de Endo a pocos minutos del descanso.
En el segundo tiempo, las decenas de hinchas españoles intentaron insuflar ánimos al cántico de “sí se puede”, pero la inercia del primer acto -mucho toque y poco remate- se prolongaba.
Un aviso de Riko Ueki, con un disparo en globo, fue la antesala del segundo acierto de las japonesas. Una pérdida en la salida del balón de España dejó a Saori Takarada mano a mano con Coll. La jugadora del Cerezo Osaka remató raso al segundo palo. Era el 57 y el marcador se empinaba demasiado.
Tal vez por la baja por sanción de Aitana Bonmatí o por el fulgor físico de Japón, España siguió enredada. Un destello de calidad de Takarada desde la banda derecha permitió a Fuka Nagano lucirse con un remate que significaba el 0-3.
España no bajó los brazos y Candela Andújar remató a gol en remate en una internada por el costado zurdo en el 71. Instantes después, Claudia Pina remató contra el larguero.
En el último tramo, la Rojita bajó los brazos y aún pudo hacer encajado un cuarto gol. l

España deja escapar la gloria