Urkullu jura su cargo como lehendakari y renuncia a la presidencia del PNV

Íñigo Urkullu efe

Íñigo Urkullu renunció ayer a la presidencia del PNV, después de jurar su cargo como nuevo lehendakari, por lo que el partido será dirigido de forma colegiada por el Euzkadi Buru Batzar (EBB) hasta la designación del sucesor.

De este modo, Urkullu se convirtió ayer en el sexto lehendakari tras jurar su cargo en euskera sobre el Estatuto de Autonomía y con el mensaje de que trabajará con “determinación” por “una Euskadi de progreso, en paz y libertad por sí misma en Europa y el resto del mundo”.

Urkullu recibió la “makila” (bastón de mando) de manos de su predecesor en el cargo, el socialista Patxi López, en la Casa de Juntas de Gernika, donde proclamó, de acuerdo con el protocolo oficial, que cumplirá sus obligaciones “con lealtad a la Corona, al Estatuto y a las demás leyes vigentes”.

Solo cambió la expresión “humillado ante Dios” por la de “humilde ante Dios”, e incluyó la referencia a “la sociedad”, que antes no estaba.

Coincidió con su antecesor en no usar ni la Biblia, ni el crucifijo en la mesa del juramento, en la que Urkullu ha colocado ejemplares del Estatuto de Autonomía y del Fuero Viejo de Vizcaya, el primer texto que recoge el conjunto de instituciones del Señorío de este territorio.

Urkullu no pronunció ningún discurso una vez que ha tomado el bastón de mando.

Urkullu jura su cargo como lehendakari y renuncia a la presidencia del PNV

Te puede interesar