Ferreiro espera que el acercamiento con los socialistas sea el “definitivo”

Xulio Ferreiro, durante un desayuno informativo con los medios de comunicación | javier alborés
|

Xulio Ferreiro hizo balance de su mandato ayer, día en el que se cumplieron dos años desde su toma de posesión como alcalde. El regidor calificó como “razoablemente positivo” este período y tras hacer un repaso por las diferentes áreas, explicó que espera que el último acercamiento de posturas con el Partido Socialista sea el “definitivo” después de idas y venidas en la relación entre ambas formaciones.


Según el alcalde, la victoria de Pedro Sánchez en las elecciones primarias del PSOE no tuvo nada que ver en el acuerdo entre esta formación y la Marea sobre los beneficios de Emalcsa ya que la negociación “estaba ben encamiñada” antes del triunfo de Sánchez y había nacido a raíz de las alegaciones socialistas al presupuesto y el acuerdo fue la continuación.
Ferreiro explicó que espera que esta vez el acercamiento entre ambas formaciones no sea como en ocasiones anteriores, en las que desacuerdos por diversos motivos terminaron por enfrentar a ambos bandos y así poder dar continuidad a una situación que considera que es beneficiosa tanto para la Marea como para el Partido Socialista.


El regidor habló de “pasos para adiante e logo para atrás”, de “momentos mellores e peores” y de que cuando las cosas iban bien “sempre se torceron”. Así, espera que las últimas evoluciones sirvan para que los dos años que quedan hasta las próximas elecciones municipales estén caracterizados por “certa estabilidade e reglas claras” entre ambas formaciones. Finalmente, Ferreiro explicó que en ningún momento hubo por su parte una “estratexia deliberada de relación tormentosa” y aseguró que “seguramente” ambas partes compartían responsabilidades en lo sucedido.

El presupuesto, tras el verano
Xulio Ferreiro también adelantó a que a la vuelta del verano comenzarán a negociar el presupuesto del próximo ejercicio con la intención de que entre en vigor el 1 de enero, al contrario de lo sucedido este año y el pasado, cuando fue aprobado en ambos casos en mayo.
El regidor descartó que las conversaciones

puedan empezar antes o durante el período estival, ya que será en este momento cuando los técnicos del Ayuntamiento realizarán las tareas de elaboración del documento de cuentas del próximo año.

Ferreiro espera que el acercamiento con los socialistas sea el “definitivo”