Más de 70 subsaharianos cruzan la valla de Ceuta en un salto masivo

African migrants react after crossing the border from Morocco to Spain's North African enclave of Ceuta, Spain, early August 1, 2017. REUTERS/Jesus Moron
|


Fuentes de la Guardia Civil informaron de que este nuevo asalto fue protagonizado por más de 200 inmigrantes que esperaban el momento adecuado en los montes cercanos a la frontera.
Durante el asalto resultaron heridos tres agentes de la Guardia Civil, así como quince inmigrantes que tuvieron que ser trasladados al Hospital Universitario de Ceuta con cortes, magulladuras, y contusiones. Las citadas fuentes destacaron la violencia empleada por los inmigrantes que se aproximaron con piedras, palos y herramientas rudimentarias y cortantes con las que intentar evitar que los agentes, tanto marroquíes como españoles, pudieran acercarse y así lograr su objetivo de cruzar al territorio español.
Una vez logrado sobrepasar el perímetro fronterizo, los inmigrantes huyeron a la carrera, evitando a los agentes de la Guardia Civil que intentaban contener al resto de subsaharianos que continuaban con el intento de asalto.
Los subsaharianos se desperdigaron hasta por tres zonas diferentes de la ciudad: el propio perímetro fronterizo, la barriada de Los Rosales y los alrededores del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), hasta donde se desplazó el Equipo de Respuesta Inmediata de Emergencias (ERIE) para atenderlos.
Se trata del tercer asalto masivo a la valla en lo que va de año, tras los registrados los pasados 17 y 20 de febrero precisamente en el mismo lugar de la frontera. 
El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, condenó ayer la “actitud violenta para sobrepasar las fronteras que están establecidas legalmente”, tras conocer el los detalles del salto masivo.
En Algeciras (Cádiz), donde se reunió con responsables del dispositivo de la Operación Paso del Estrecho, Zoido subrayó que España es solidaria en materia de inmigración y dio “buenas muestras” con los países en los que surge esta inmigración “irregular” y con los estados de tránsito. Asimismo, el ministro del Interior subrayó ante los periodistas la importancia de controlar la presión migratoria y aplicar la normativa internacional vigente.

Pasillos humanitarios
La Iglesia católica de España, a través de Cáritas, organizaciones humanitarias como Sant’Egidio y el empeño de obispos como el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, sigue dialogando con el Gobierno para poner en marcha en España un plan de pasillos humanitarios que permita traer a refugiados de forma segura.
Se trata de “un plan que pueda ir resolviendo este reto en forma de pasillos humanitarios, como ya se viene realizando en países como Italia o Francia”, explicó ayer el presidente de Cáritas Española, Manuel Bretón.

Más de 70 subsaharianos cruzan la valla de Ceuta en un salto masivo