Los técnicos emitieron 130 informes negativos tras inspeccionar 640 casas desde el otoño

20 marzo 2012 a coruã±a.- uno de cada cuatro visados de vivienda emitido en 2011 fue para rehabilitaciã³n la delegaciã³n del coag recibiã³ mã¡s solicitudes para reformas en la ciudad vieja y
|

Un total de 130 inmuebles de la ciudad no superaron la Inspección Técnica de Edificios (ITE) desde septiembre de 2011. Así consta en los datos que maneja la oficina de rehabilitación, dependiente de la Concejalía de Urbanismo, que emitió un total de 640 expedientes, de los que 130 fueron negativos, frente a los 26 que obtuvieron una resolución favorable del departamento que dirige Martín Fernández Prado.

Según informa Urbanismo, en el caso de las inspecciones desfavorables, el Ayuntamiento ya dio orden de ejecución para realizar las obras oportunas que permitan que el resultado sea positivo. Aseguran que, en algunos casos, las directrices emitidas por el departamento de rehabilitación hacen referencia a la adopción de medidas urgentes que permitan garantizar la seguridad del inmueble.

El Ayuntamiento envió
120 requerimientos por
no cumplir con el plazo
de revisión de inmuebles

Dentro de los 640 expedientes emitidos por la oficina de rehabilitación, existen 67 informes que cuentan con decreto de suspensión por estar realizando las actuaciones necesarias para obtener el acta de inspección técnica favorable, y encontrarse en el plazo otorgado para la ejecución de esas obras. El resto de los expedientes se encuentran, según el Ayuntamiento, en diferentes fases de tramitación.

En el gobierno local explican que la oficina de rehabilitación se vio obligada a realizar 120 requerimientos en otros tantos informes “porque los propietarios de los inmuebles no han cumplido el requisito de presentación de ITE en el plazo inicial de un año”, que es el que está determinado en la ordenanza reguladora. En este caso, los dueños de los inmuebles disponen de un plazo de tres meses para presentar el acta de Inspección Técnica de Edificios.

 

Control > El Ayuntamiento recuerda que, desde el pasado mes de septiembre, es la oficina de rehabilitación la que se encarga de tramitar este tipo de evaluación a los edificios de la ciudad. Por eso consideran que el hecho de que, en apenas seis meses, se hayan emitido 640 informes “evidencia una clara apuesta del gobierno municipal por reforzar las revisiones a inmuebles como medida de prevención”.

La Concejalía de Urbanismo señala que, de acuerdo con la ordenanza municipal de conservación y rehabilitación, están obligados a pasar la Inspección Técnica de Edificios todos los inmuebles catalogados, y todos aquellos con una antigüedad superior a 40 años, contados desde su construcción. Así, los propietarios deberán efectuar la inspección dentro del año siguiente al de la notificación.

Se trata, tal y como explican en el Ayuntamiento, de una especie de ITV de vehículos, pero aplicada a los edificios, con el fin de reforzar el control sobre los inmuebles de la ciudad. De esta forma, la ITE se convierte en el mejor mecanismo para detectar los problemas existentes, “y darle la solución antes de los daños sean irreversibles”. “Con las adecuadas inspecciones, será posible evitar accidentes como desprendimientos de cornisas o estructuras de edificios, garantizando, de este modo la total de seguridad de los ciudadanos”, añaden fuentes municipales.

Además de la inspección de edificios, la Concejalía de Urbanismo aprobó a finales del año pasado una modificación de la ordenanza de rehabilitación con el fin de facilitar la instalación de ascensor en toda la ciudad, en la que se incrementan las ayudas para la colocación de elevadores, además de para la retirada del cableado de las fachadas de los edificios.

Los técnicos emitieron 130 informes negativos tras inspeccionar 640 casas desde el otoño