El portero Sergio Álvarez apurará sus opciones para jugar el sábado

|

El portero del Celta de Vigo Sergio Álvarez está prácticamente recuperado de la grave lesión que sufrió en su hombro izquierdo el pasado mes de marzo y hoy mismo podría recibir ya el alta médica, por lo que estaría a disposición de Abel Resino para el decisivo encuentro del próximo sábado contra el Espanyol de Barcelona en Balaídos.

El meta gallego pasó el pasado 28 de marzo por el quirófano tras romperse la clavícula en un entrenamiento. No obstante, Sergio Álvarez ha acortado los plazos de recuperación y lleva más de una semana entrenando con total normalidad.
Aunque en un principio estaba previsto que no volviera a jugar hasta la próxima temporada, la grave lesión de su compañero Javi Varas en el choque contra el Valladolid -el sevillano sufre una luxación en su codo izquierdo y estará cinco semanas de baja- ha acelerado la vuelta de Sergio.
Y es que Abel Resino se quedó con Rubén Blanco, de tan sólo 17 años, como único portero para disputar el último partido de la Liga. El internacional sub’19 debutó el pasado domingo en el José Zorrila ofreciendo un gran rendimiento. La duda está en saber si el técnico dará continuidad a Blanco o apuesta por la reaparición de Sergio. n

El portero Sergio Álvarez apurará sus opciones para jugar el sábado