La temporada de playas registró en la ciudad un descenso del 20% en el número de incidencias

El Ideal Gallego-2014-09-23-009-9e4076aa
|

El número de incidencias registradas durante la temporada de playas en A Coruña –desde mediados de junio hasta el pasado día 15 de este mes de septiembre– ha experimentado un notable descenso respecto al año pasado. Tanto que, como informó en la jornada de ayer el área municipal de Seguridad Ciudadana, se ha reducido en algo más de una quinta parte.
El responsable del departamento, Julio Flores, hizo balance de lo que han sido estos tres meses de temporada estival en la ciudad e informó, a través de una nota, de ese 21% de disminución en lo que se refiere a sucesos que obligaron a la actuación de los diferentes servicios municipales.
De este modo, señaló Flores,  se han registrado un total de 1.049 actuaciones, frente a las 1.343 del mismo período del año pasado, unas cifras que se han contabilizado a fecha de 16 de septiembre, hace justo una semana.
El descenso más acusado en cuanto a incidentes está localizado en la playa de Orzán-Matadero, que ha pasado en un año de 408 a 233, lo que supone una reducción del 43%. Por su parte, la playa de Riazor registró 265 incidencias –un 7% menos que en 2013–; la de As Lapas (118), que también disminuye sus números en un significativo 36% o San Amaro, con 191 incidencias –con un descenso del 19%–, también han arrojado buenas noticias este año. La que apenas se ha movido de sus registros de 2013, e incluso ha aumentado ligeramente el número de actuaciones ha sido Oza, con 283, experimentando un incremento final del 1%.

población concienciada
Este descenso “demuestra que los usuarios de las playas están cada vez más concienciados”, afirmó el gobierno local, que añadió que también “es importante destacar la labor de prevención realizada por los socorristas y los mensajes y consejos emitidos a través de la megafonía” durante todo el verano.
En este sentido, el Ayuntamiento quiso destacar la disminución de traumatismos (un 84% menos que en 2013) o de picaduras de escarapotes (-58%). Este último dato, según los expertos, se puede deber “a que el agua está más nítida y se ha producido un ligero incremento en la temperatura” de la misma, como subrayó el consistorio.
Asimismo, se han rebajado los casos de alergias (47%), sobre todo las causadas por las algas, que han remitido “gracias a la limpieza diaria que se realiza en las playas”, indicó Seguridad Ciudadana. Otro dato que llama la atención es la disminución de los menores que se pierden en los arenales (un 75% menos), lo que el Ayuntamiento explica “gracias a la distribución de pulseras identificativas y mensajes por megafonía.

La temporada de playas registró en la ciudad un descenso del 20% en el número de incidencias