Martiño Noriega es reacio a creer que Anova “acabe en un auténtico fracaso”

Xosé Manuel Beiras y Martiño Noriega archivo ec
|

“Todo está abierto”, es lo que dice Martiño Noriega, hasta hace dos días coordinador de Anova, al negarse a creer que este proyecto nacido “con vocación de cambio” tras la fractura que hubo en el Bloque, “acabe en un auténtico fracaso”.
El también alcalde de Teo comentó, en una entrevista concedida a la Cadena Ser, que “el horizonte está abierto”, Anova tendrá que decidir su futuro “colectivamente” y AGE, la coalición electoral integrada por Anova, Esquerda Unida y otros grupos con menor peso, “también”.
“Yo creo que sería una irresponsabilidad defraudar a la gente después del retorno que tuvimos y la necesidad objetiva que existe en la sociedad. Dependerá de todos poder encaminar esta vida convulsa. Todos intentaremos ayudar. A mí me consta que Anova y AGE son una especie a batir para los que viven en lo establecido”, aseguró.

referente
Tampoco le parece descabellado a Martiño Noriega que tras el proceso para elegir socio de cara a las elecciones europeas la coalición con Esquerda Unida, Alternativa Galega de Esquerda, acabe rompiendo.
En cualquier caso el ex coordinador de Anova remarcó que la sociedad está necesitada de un referente de cambio, de formas distintas de representar el interés general, y por ello confía en que, si no es Anova, “alguien cogerá el testigo” porque “yo siempre digo que si no somos capaces de hacerlo otros lo harán”.
“Ese proceso de nueva cultura política, de nuevas formas de relacionarse objetivamente –dijo– está en la sociedad gallega y acabará por ser mayoritario”.
Noriega no quiere hablar de su futuro político. De momento seguirá en Anova y como alcalde de Teo hasta las próximas municipales a las que no concurrirá para repetir mandato.
Así, manifestó que el paso atrás en Anova no tiene como objetivo coger impulso y que su futuro dependerá de decisiones colectivas.
También quiso sacudirse “el sambenito” de sucesor de Xosé Manuel Beiras y lo hizo de una manera peculiar, declarándose republicano. Explicó que con el histórico líder nacionalista está unido por una relación de amistad: “Yo siempre he huido de ese proceso de designación monárquica. Yo soy republicano”.

Martiño Noriega es reacio a creer que Anova “acabe en un auténtico fracaso”