Arribas: "Digo lo que pienso, la verdad; a veces gusta y otras, no"

20 enero 2016 Entrenamiento del Deportivo Abegondo
|

Conciso, claro, sin rehusar pregunta alguna y afable. Tenía la misma claridad cuando de niño se veía jugando en el fútbol de élite. "Estaba muy seguro de que lo iba a conseguir", afirma Alejandro Arribas, que se formó en el Rayo Majadahonda, pasó por el Rayo Vallecano, militó en el Atlético Osasuna y, tentado ya por el Deportivo, firmó por el Sevilla antes de llegar a A Coruña. El sábado vuelve al campo en el que debutó, o más bien, a ese estadio espectacular que ha sustituido a la emblemática Catedral.

- Regresas al lugar de tu debut en Primera, San Mamés, ¿qué recuerdos te trae?
- Era un sueño que tenía desde siempre poder debutar en Primera, era la segunda jornada de Liga, en la primera había habido una huelga que sirvió para firmar unos acuerdos fundamentales para los jugadores, y debuté en un campo con esa historia.

- ¿El nuevo San Mamés mantiene esa esencia?
- Es más moderno, uno de los mejores campos, tiene unas instalaciones magníficas. No es nada fácil. Es un buen partido, la verdad. Es una gozada poder jugar allí.

- Me hablabas antes de aquella huelga, también cuando saliste del Rayo hiciste una crítica a la directiva de entonces. ¿Eres un jugador reivindicativo en ese sentido?
- No, simplemente digo lo que pienso, la verdad, que es lo más importante y a veces a la gente le gusta y otras, no. Hay que decir las cosas claras y concisas, como lo suelo hacer en rueda de prensa y en cualquier problema que hay. No sé si es bueno o malo, pero es mi forma de ser y así pienso seguir.

Ganar fuera de casa es fundamental para poder dar un pasito más hacia el objetivo

- Has regresado al once, ¿qué balance haces?
- Estoy contento por haber sido elegido en Liga sin ser por lesión o sanción de un compañero y esperando que podamos ganar un partido fuera de casa, que es fundamental para poder dar un pasito más de cara al objetivo. Estamos cerca de poder ganar fuera, el equipo no juega mal, juega bien, pero no consigue un buen resultado a domicilio.

- ¿Los partidos fuera de casa y no dejar la portería a cero más veces son las asignaturas pendientes?
- Sí, el objetivo es ganar fuera de casa y, sobre todo, si luego ganas fuera y consigues hacer buenos partidos en casa podemos dar un salto en la clasificación y acercarnos mucho al objetivo, que es lo fundamental.                                   

- Lo de fuera de casa es una tendencia en el caso del Depor. En los 100 últimos partidos a domicilio en Primera División, solo logró 10 victorias, aunque es cierto que hubo 40 empates.
- El año pasado no perdimos mucho. Recuerdo las victorias en el campo del Betis, Rayo, Las Palmas y Villarreal, pero sí es verdad que empatamos mucho, aunque también es verdad que gracias a eso vas sumando y si luego eres fuerte en casa, como creo que estamos siendo últimamente, al final te lleva a los objetivos.

- Curioso lo de la semana pasada, no jugáis, mantenéis la distancia en la tabla y subís un puesto. Dentro de lo malo, ¿la lectura es positiva?
- Sí, está claro, si la distancia es la misma y tenemos un partido más por jugar, es muy importante. De todas maneras, nosotros no tenemos que mirar abajo, sino seguir nuestro camino, tenemos que sumar ya y con ese objetivo estamos trabajando para el partido del sábado.

El míster conocía a Albentosa, un gran jugador, es normal que confiase en él

- ¿Qué final de Liga auguras, un camino tranquilo?
- Ojalá. Creo que los de abajo empezarán a ganar, como ya ha hecho el Granada y al final van a sumar puntos. Nosotros tenemos que sumar también para no pasar apuros y llegar a 42, que es nuestro objetivo.

- ¿42 no son demasiados?
- Puede ser, seguramente, pero nuestro objetivo es ese. Con 42 estaremos tranquilos.

- ¿Por qué te ha costado entrar en el once?
- Está claro que el míster ya conocía a Albentosa del Eibar, es un gran jugador, rindió muy bien en esa etapa y es normal que confiase en él desde el principio. Luego, Sidnei es una parte muy importante del club, confió en ellos, yo seguí trabajando, intentando aprovechar mis oportunidades en la Liga cuando me las han dado, en la Copa y ahora el entrenador ha apostado por mí y ojalá siga apostando.

- ¿Cuando caísteis en Copa sentiste que se te podía haber acabado la temporada?
- Hice mi trabajo lo mejor que sabía en cada momento, con errores y aciertos, lo dejé todo en el campo y la decisión la tenía el entrenador. Intentar ponérselo difícil es mi objetivo. Ahora me ha elegido a mí y yo, encantado.

Sidnei es un activo importante, no tiene que demostrar lo gran jugador que es

- Imagino que Garitano toma sus decisiones por cuestiones de rendimiento en entrenamientos y partidos y no por lo que se dice en sala de prensa, pero coincidió que volviste al once en Liga después de hablar.
- Venía de jugar la Copa esa semana, de meter un gol, el equipo estuvo muy bien ante el Alavés pero sin fortuna para pasar la eliminatoria y creo que los futbolistas que jugaron la Copa lo hicieron muy bien. Solo perdimos con el Betis y lo remontamos, y coincidió (con la rueda de prensa) pero no creo fuese por lo que dijese aquí; si no, todo el mundo lo diría y no creo que el entrenador mire quién dice o no dice qué.

- Ese día dejaste la puerta abierta a salir en el mercado invernal. No es que te quisieras ir, que ya lo matizaste, pero sí que abrías esa puerta. Se te relacionó con el Betis. ¿Hubo alguna opción real de salir?
- No hubo ninguna. Yo estaba jugando la Copa. Cuando acabó llegué aquí y dije que a ver qué pasaba ahora, que quería jugar, que es lo único que quería. Yo ojalá pueda quedarme muchos años en el Deportivo, quedarme mucho tiempo y jugar los máximos partidos posibles, pero si un jugador no juega, tiene que buscar otro camino como muchos jugadores en todos los clubes.

- Antes hablabas de Sidnei. Últimamente hasta él falla...
- Los mejores fallan. Esto va por rachas. Hay etapas en las que estás mejor, otras peor, y tienes que salir adelante, seguir trabajando. Sidnei es un activo importante y no tiene que demostrar lo gran jugador que es. Lleva mucho tiempo haciéndolo.

- ¿Qué os está pasando en los primeros minutos? ¿Es casualidad que se repitiera en los últimos partidos?
- Yo creo que es casualidad. Durante toda la Liga solemos salir bien a los partidos. Salvo en Las Palmas y Eibar, en el resto el equipo ha salido bien, ha competido bien. El día de Las Palmas no fueron solo quince minutos malos, fue todo el partido. En el de Eibar, estuvimos mal quince minutos y luego fuimos superiores. Al final, sumas en el que no debes. En Bilbao tenemos que salir fuertes; es un campo difícil.

- Ante el Betis, en Copa, marcas y se capta una foto con Luisinho. ¿Esa imagen dice algo más de cómo está la situación?
- No, simplemente nosotros somos compañeros de trabajo y como tal nos tenemos respeto. Nada más. Todo compañero con el que compartes vestuario y trabajo tiene que tener respeto y nada más.

Nosotros (Luisinho y él) somos compañeros y nos tenemos respeto

- En esa eliminatoria, en el partido de ida no sales al césped. Dejaste claro que no te negaste a jugar, pero ¿discutiste con el técnico el planteamiento?
- Lo que hablo con el entrenador o los compañeros queda en el campo. Si me hubiese negado a jugar, ¿crees que el entrenador me hubiese llevado convocado o hubiese jugado el partido de vuelta?

- Yo no dije que te negaras...
- Te lo pregunto, porque hay gente que lo ha dicho públicamente. ¿Cómo es posible que a esa persona no se le caiga la cara de vergüenza por decir eso sin presentar ninguna prueba?

- ¿Y la discusión con el técnico?
- Yo no tengo nada que discutir con el entrenador. Si el entrenador me dice que haga flexiones, las hago. Esto es muy sencillo. Es el que manda, no tengo que discutir nada. Si yo discuto con un compañero, he discutido con un compañero; pero nunca voy a poder discutir con un entrenador porque él va a tener las de ganar y yo, las de perder.

- ¿Te veías para jugar con cinco atrás ese partido?
- Claro que me veía. He jugado con cinco atrás ya. En pretemporada, todos los amistosos. He jugado de lateral derecho contra el Sevilla. ¿Qué le digo al entrenador, que no? Yo juego donde me ponga. Quiero jugar y lo hago donde me pongan, con cinco, de lateral... Estoy capacitado y dispuesto a ello.

- Utilizas mucho las redes sociales, ¿te gusta más eso que aparecer en la prensa?
- Las utilizo lo que puedo para estar informado y también para agradecer a la gente que me apoya. Es algo normal, habitual ahora mismo en la sociedad de hoy en día.

- Cuando compareces ante los medios de comunicación se te ve más cortante. ¿Cómo es Arribas cuando está fuera del campo?
- Obviamente, cuando estoy rodeado de mis amigos hago bromas, me río. Es verdad que tengo un pronto muy fuerte y que cuando me enfado, me enfado mucho, pero se me pasa enseguida. Con los compañeros me río mucho en el vestuario, en el campo, en todos los sitios. Estamos todo el día riéndonos y echando bromas.

- En las ruedas de prensa se te ve diferente.
- En las ruedas de prensa soy claro, conciso y digo las cosas como son.

 

Arribas: "Digo lo que pienso, la verdad; a veces gusta y otras, no"