Culleredo destina el remanente de tesorería a liquidar toda la deuda

Sacristán vincula la cancelación de la deuda con el acuerdo suscrito con la Marea para aprobar los presupuestos | eac
|

El Ayuntamiento de Culleredo destinará parte del remanente de tesorería a liquidar toda la deuda financiera que mantiene con las entidades bancarias.


Fuentes municipales afirman que la administración local adoptará el próximo jueves, día 29, en pleno un acuerdo histórico.
“La sucesión de buenos resultados económicos en los últimos años permite al Gobierno local optar por la cancelación del 100% de la deuda bancaria poniendo el contador a cero, situación que no se produjo en los últimos cuarenta años”, apuntan.


La deuda bancaria está fijada, a 1 de enero de 2017, en 1.672.261,97 euros. El alcalde, Julio Sacristán, había anunciado el plan de que la deuda bancaria quedase amortizada a finales de 2018. Sin embargo, teniendo un remanente de tesorería de 6.970.922,60 euros, el equipo de gobierno ha decidido adelantar un año la liquidación de los créditos.


Propuesta
La propuesta que se eleva al pleno consiste en aprobar un expediente de crédito para dedicar 1.247.098,78 euros del remanente a la amortización de la deuda. La cuantía restante hasta llegar a los 1.672.261,97 euros es la ya consignada en los presupuestos municipales de este año.


La decisión de cancelar la deuda bancaria se adopta teniendo en cuenta además que el volumen de inversión previsto por el Ayuntamiento superará ampliamente el de años anteriores, como consecuencia de las inversiones propias y de las previstas a través del plan Edusi.


El Ejecutivo local prevé licitar este ejercicio actuaciones por importe de 6,5 millones de euros, cantidad que entiende razonable para atender las necesidades más importantes del Ayuntamiento.
En este sentido, el Gobierno local destaca que el acuerdo adoptado con la Marea Veciñal de Culleredo para la aprobación de los presupuestos municipales es “fundamental” para llevar a cabo este “potente” plan de inversiones y la amortización de la deuda.
El Ayuntamiento encadenó varios ejercicios consecutivos con liquidaciones presupuestarias con superávit, generando esta salud económica. La última, de 2016, fue de 2.494.197,56 euros.


En años anteriores, el equipo de gobierno cullerdense ya fue aprovechando parte del remanente en amortizar deuda y en programar inversiones financieramente sostenibles.

Culleredo destina el remanente de tesorería a liquidar toda la deuda