La ciudadanía insta a Betanzos a evitar los errores del 96 en El Pasatiempo

|

Vinculada a motivos tecnológicos según el ideal de progreso de Juan García Naveira, en su origen, el relieve del buzo, uno de los más conocidos de El Pasatiempo, abre el cofre con una palanca, pero en la intervención de 1996 alguien decidió ponerle un martillo entre las manos, como denuncia José Souto en su bitácora sobre el parque, activa desde 2013. Este es solo uno de los errores detectados por los ciudadanos, que instan al Ayuntamiento de Betanzos a evitar confusiones como las de 1996. Porque, aunque muchos de los elementos son irrecuperables y algunos de los ahora dañados serán insalvables por diversos motivos, en otros casos es posible conservar los originales, como los colores de las pinturas, evidentes bajo las capas aplicadas hace veinte años que ahora empiezan a caer,  o los rasgos de las esculturas, de las que existen imágenes, tanto en las colecciones privadas como en el recuerdo de los betanceiros de cierta edad,  que lo pudieron disfrutar, incluso en las postales editadas por los García Naveira, que vendían como aportaciones para sus obras sociales: el asilo de ancianos, las escuelas y el centro de niñas de O Coto. 
El colectivo vecinal, al que el propio alcalde reconoció sus acciones durante el pleno del martes, valora la publicación del anteproyecto e invita a todos los amantes del parque a conocer su contenido y, si es el caso, colaborar en la corrección de posibles descuidos, al tiempo que mantienen su movilización a través de las redes sociales y no descarta otras medidas, toda vez que el acuerdo plenario del martes solo contempla obras de emergencia y que las pancartas colocadas en la verja se retiraron cuando aún no transcurrieran 48 horas desde su instalación a la altura del Estanque de la Gruta, cuyo mural se desprendió hace más de una semana haciendo saltar todas las alarmas en Betanzos. n

La ciudadanía insta a Betanzos a evitar los errores del 96 en El Pasatiempo