El empresario gallego asesinado en Culiacán fue víctima de un robo violento al lado de su casa

|

El empresario hotelero de origen gallego asesinado en Culiacán, en el estado mexicano de Sinaloa, fue víctima de un robo violento en las cercanías de su domicilio y, aunque fue auxiliado inicialmente por vecinos, falleció camino del hospital, según confirmaron a Europa Press fuentes policiales mexicanas.
Los hechos tuvieron lugar en la noche del martes, sobre las 22,30 (hora local), en una zona de Culiacán conocida como La Conquista-Nueva España. Algunos testigos relataron que Antonio Arca Brey, de 41 años de edad, fue víctima de un robo violento y se resistió, momento en cual fue tiroteado.
Según consta en el informe policial, los vecinos acudieron al escuchar los disparos y trataron de auxiliar a Antonio y, de hecho, se lo llevaron en un coche particular camino de un hospital, pero falleció antes de llegar.
La investigación del asesinato corre a cargo de la Policía Ministerial y, por el momento, no ha habido detenciones.

Viaje
Antonio y su pareja, embarazada, que “se acababan de comprar una casa para cambiar de domicilio”, tenían ya los billetes para visitar Galicia el próximo mes de agosto, según confirmaron fuentes cercanas a la familia, que son vecinos de la parroquia de Quintillán, en el municipio ourensado de Forcarei.
La alcaldesa de esta localidad, Belén Cachafeiro, recibió ayer a la haermana del fallecido, que emigró a México hace cerca de veinte años. La mandataria explicó a Europa Press que la familia está “conmocionada”. “No les dicen nada de las circunstancias del crimen, aunque saben que la autopsia ya está hecha”, apuntó Cachafeiro.
Mientras tanto, la regidora explicó que, desde el Ayuntamiento de Forcarei, se está ayudando a la familia en los trámites para la repatriación del fallecido.
Asimismo, la Secretaría Xeral de Emigración, en colaboración con el consulado, “está tratando de agilizar lo máximo posible” dichos trámites, según explicó también la alcaldesa.

El empresario gallego asesinado en Culiacán fue víctima de un robo violento al lado de su casa