“No conozco empresas en Galicia donde haya brecha salarial”

|

La presidenta de la Asociación de Empresarias de A Coruña (AECO), Ana Ulloa Lobeiras (Guitiriz, 1970), está a la cabeza de una organización que engloba a 157 empresarias y directivas de A Coruña y su área. Desde su sede de A Grela, esta empresa y madre de familia numerosa trata de prestar asistencia a todas aquellas personas (hombres y mujeres) se aventuran en el difícil mundo del autoempleo.

Por lo menos, las mujeres empresarias no tienen que soportar la brecha salarial 
No conozco ninguna empresa en Galicia donde haya brecha salarial, donde en el mismo puesto de trabajo se retribuya de forma diferente. 

¿No? 
No. Ahora, normalmente, como estamos en mínimos todas las empresas, el salario suele ser según convenio, y el convenio es igual para todos, sean hombres o mujeres. 

Entonces ¿La brecha salarial es una especie de leyenda urbana? 
O a lo mejor es así en alguna gran empresa, o ocurría más antes. Pero ahora mismo, hoy en día, no conozco ningún caso. 

¿Entonces? 
Bueno, no quiero ser polémica...

Por favor, sealo.  
Bueno, a la presidenta del Círculo de Empresarios (Mónica Oriol) se le echaron muy encima porque dijo que no era igualmente rentable contratar a los mujeres en período fértil. 

¿Y usted suscribe eso? 
Lo dijo un poco a lo bruto, pero detrás de eso hay una realidad: el 97% de las empresas dirigidas por mujeres son de autónomas o mycropimes. 

Lo que significa que... 
A una autónoma con una trabajadora que se coge toda la baja por maternidad (a lo que tiene todo el derecho) se le complican las cosas.

¿Quién tiene la culpa? 
Las culpables somos nosotras, tenemos que compartir las bajas de maternidad con el padre. Siempre es la mujer la que se acoge a estas ventajas y llegan a desvincularse al mundo laboral.

¿Cuál es la solución? 
No soy feminista, pero creo en la corresponsabilidad. Pero en esta sociedad todavía está muy instaurado lo de “tareas de mujeres”. La tradición es una barrera, sobre todo en Galicia, con su tradición de matriarcado.

Las cifras del paro siempre son mayores para ellas.
Cierto es. Esta crisis tan dura ha afectado a todos, pero más a las mujeres 

¿Por qué? 
Porque las mujeres trabajadoras se concentran mucho en el sector servicios, que ha resultado muy afectado. 

Pero más en el caso femenino. 
Porque como la mujer muchas veces se ocupa del cuidado de los hijos, tiene un trabajo a media jornada.
¿Y?
Que cuando hay que prescindir de un trabajador, se suele prescindir del de media jornada, y no del de jornada completa. 

¿Así que no es machismo? 
No, es la realidad.

¿Entonces qué salida les queda? ¿El autoempleo? 
Claro. A partir de... los 45 años tienes pocas posibilidades de volver a integrarte el mercado laboral. Por mucho que te recicles (y eso es fundamental).
¿En todos los campos? 
Creo que todos tenemos que pasarnos toda nuestra vida formándonos y actualizándonos. Para no quedarte obsoleto, atrás. Hacer networking continuo. Jamás hay que quedarse en casa: hay que asistir a talleres, jornadas cursos. Aunque no tenga utilidad inmediata, a corto plazo, algo queda.
 
¿Eso marca la diferencia? 
Ahora todos recibimos currículums brillantes, con una formación estupenda. Pero creo que es prioritario (ahora que todos los expedientes están igualados)  tener buenas aptitudes: la proactividad, la voluntad, la invención, el positivismo... Características que buscan las empresas. 

Ser emprendedor es arriesgado. Muchas empresas nuevas quiebran.  
Sí, por eso es fundamental hacer un plan de empresa. Uno sensato. La crisis nos ha hecho diferenciar entre lo prioritario y lo secundario. Les decimos siempre que empiecen bajo mínimos, con lo imprescindible, y no pedir créditos muy grandes, porque embarcas a quien te avala. 

Pero ¿La gente sigue prefiriendo ser empleado? ¿Se hace emprendedor a la fuerza?
Pues... Sí. En general, sí. Es que es muy difícil. Muchas veces pagas a tus trabajadores y tú ni siquiera te llevas un sueldo a casa. Tus empleados tienen las vacaciones que les corresponden y tú no. La mayoría de los empresarios ni siquiera nos planteamos tener quince días de vacaciones. 
No parece que salga muy a cuenta. 
Tienes otra libertad: que eres dueño de tu tiempo y te lo organizas. Pero normalmente te lo organizas para coger carga de trabajo. 

¿Por qué no quedarse como empleado, entonces? 
Eso es conformismo. Si no aspiras a nada más, está bien. 

Quizá es porque aunque sean buenos en su profesión, desconfían de su capacidad de gestión. 
No tienes por qué conocerlo todo. Ahora, la asesoría de un autónomo, te puede costar entre 30 y 40 euros al mes y te llevan el papeleo.

¿Por qué no se hace? 
El miedo paraliza a mucha gente que tiene ideas muy buenas. Y no se lo montan por su cuenta. Pero en AECO seguimos creciendo. Hace cuatro años bajamos bastante, pero ahora crecemos de nuevo, y la media de edad es más joven, unos 45 años.  

En AECO son expertos en asesora a las futuras empresarias, y un consejo que repiten es siempre es apuntar por lo bajo. Los comienzos son siempre difíciles y es mejor no arriesgar más que lo justo para salir adelante. Pensar en pequeño, aunque los sueños sean grandes, para no acabar protagonizando el cuento de la lechera.

¿Se anima más gente? 
Hace un mes se incrementó la creación de autoempleo en octubre (tanto femenino como masculino) porque salieron las subvenciones de empleo autónomo y el plan de garantía juvenil. Aquí hemos ayudado a tramitar 17 ayudas . 

¿Qué empresas abrieron? 
Del sector servicios: dos tiendas de ropa y complementos, tres de hostelería, bufetes de abogados, asesores fiscales...

¿Ningún bar? ¿Es un cliché que todo el mundo los abre?
Bueno, un bar o una tienda a priori es lo más fácil. Pero si tienes que montar uno de cero, exige un inversión más importante. 

¿De dónde sacan el dinero? 
Casi todas estas personas han capitalizado el paro. Dicen “creo en mi idea”. 

¿Porque es la única manera de financiarse? 
Algunos han pedido financiación. Hasta hace unos meses estaba muy complicada, pero ahora las entidades abren un poco la mano, sobre todo para microcréditos. 

¿Microcréditos? 
Muchas personas necesitan muy poco dinero para abrir su negocio (10.000 o 20.000 euros) y hasta ahora los bancos te exigían que te avalara tu padre. Era violento y ridículo. Ahora Abanca, Sabadell, e incluso Santander abren un poco la mano. 

¿Qué inversión necesitan? 
Mínima. Un portátil y tu trabajo, porque cada vez más la gente trabaja en casa. Se han dado cuenta de que no es necesario un gran despacho. Puede ser incluso contraproducente.

Pero hay gente que trabaja mejor en una oficina. 
Precisamente por eso han surgido los centros de trabajo, de negocios, de coworking...

¿Qué hacen? 
Los centros de negocios comparten recursos. Cada uno, con sus pequeños despachos, pero con zonas comunes como salas de reunión, pero el coworking son espacios abiertos. Lo compartes con gente que no conoces. 

¿Y hay sinergias? 
A veces, pero otras no, porque no tienes nada que ver. Pero los gallegos no tienen la cultura en trabajos abiertos, les gusta tener su propia. Prefieren los centros de negocios.  

¿Sí? ¿Hay muchos aquí? 
Por ahora, hay cinco. Pero cada vez hay más.

“No conozco empresas en Galicia donde haya brecha salarial”