La vuelta al mundo en cuatro mil días

|

El Ideal Gallego-2011-05-15-014-eed51b21vladimir yarets > Llega a la ciudad un bielorruso de 70 años, sordo y mudo, que ha visitado 138 países en los últimos once años y recorrido más de 740.000 kilómetros

miguel pampín > A CORUÑA
 Tiene un mapa del mundo lleno de apuntes, fecha y flechas. Tiene una lista de sitios de más de metro y medio de largo. Tiene dos maletas con ruedas atadas con cinchas. Tiene cientos de banderas y dos dedos pulgares que se disparan como resortes cada vez que se le pone una cámara a tiro.
No tiene agenda, ni prisa, ni rumbo fijo. No tiene un céntimo. No tiene voz, ni oído.
Vladimir Yarets nació hace setenta años en un rincón de la URSS, que hoy sabemos que es la república de Bielorrusia. Desde aquel 5 de mayo de 1941, Yates vive sin oír absolutamente nada de lo que le rodea y, en consecuencia, también es mudo. Dos circunstancias, sobre todo la sordera, que le pusieron muy difícil sacarse el carné. Pero para Vladimir no hay nada imposible.

A vueltas con el mundo > Más que dar la vuelta al mundo, Yarets se dedica a dar vueltas por el mundo. Su odisea comenzó en el año 2000 y aún no ha acabado. Pretende ver su nombre esculpido en ese extraño olimpo contemporáneo que es el Libro Guiness de los Récords.
Por el momento, y tal como lleva tatuado en su moto, puede presumir de haber estado en 138 países y de acumular bajo sus ruedas más de 740.000 kilómetros.
No es la única locura en la que se ha metido. Todo comenzó en 1967, en su ciudad natal. Se subió a la moto y cruzó la Unión Soviética de punta a punta. Fue entonces cuando la milicia soviética no tuvo más remedio que concederle la licencia, para lo que la única documentación que presentó fue una caja llena de recortes de periódico.
Con el resto de su vida por delante –sin camiseta nadie diría que tiene 70 años– se lo toma con calma. Lleva en España más de medio año. Ya ha estado en Canarias, en Sevilla, en Málaga, en Palma... Y ahora, en A Coruña.

La vuelta al mundo en cuatro mil días