España recibirá en siete o diez días la primera remesa de dosis de la vacuna de Moderna

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa en la Delegación del Gobienro en Cataluña | quique garcía
|

España recibirá en los próximos siete o diez días las primeras dosis de la vacuna de Moderna y la previsión que hizo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, es que en las próximas seis o siete semanas se reciban 600.000 dosis.

En una rueda de prensa en la delegación del Gobierno en Cataluña, explicó que la llegada de esta nueva vacuna no altera el plan de vacunación fijado y se seguirá vacunando a los ciudadanos en función de los grupos poblacionales ya establecidos, empezando por los mayores y sanitarios de primera línea.

Illa, que mostró “muchísima preocupación” por la evolución de la pandemia, restó importancia a los distintos ritmos de vacunación que existen entre las comunidades y se mostró convencido de que todas están trabajando con el objetivo puesto en acelerar lo más posible el proceso.

Unas más rápido que otras, pero todas alcanzaran “la velocidad de crucero” porque “esto es una carrera de fondo no un sprint”, señaló y aseguró que mantiene su pronóstico de que en torno al verano un 70% de los españoles habrán sido inmunizados.

La vacuna de Moderna, que funciona con dos dosis y cuesta menos de 30 euros, tiene la ventaja de que puede almacenarse en neveras convencionales incluso por encima del punto de congelación, mientras que la de Pfizer requiere sofisticados congeladores para mantenerla por debajo de los 70 grados bajo cero.

Esta vacuna, que fue autorizada este miércoles por la Agencia Europea del Medicamento, se trasladará a un almacén central del ministerio y de ahí se distribuirá “proporcionalmente y equitativamente a las comunidades autónomas”, explicó.

Los laboratorios Rovi tienen ya preparada su planta en San Sebastián de los Reyes para comenzar a producir la vacuna de Moderna, que no fabricará el principio activo, sino que se encargará de producir viales, descongelar, envasar y etiquetar el suero.

Lo hará en una línea de producción con la que prevé generar “cientos de millones de dosis” del antídoto ARNm-1273 de Moderna, que en los ensayos clínicos demostró una eficacia del 94,5%.

Sobre la posibilidad de retrasar la segunda dosis de la vacuna de Pfizer, Illa insistió en que en España se va a seguir “estrictamente las recomendaciones del propio fabricante” y, por tanto, no se mostró partidario de retrasarla.

Por otro lado, agradeció la oferta de ayuda de la titular de Defensa, Margarita Robles, para que el Ejército también vacune a la población, pero cree que la sanidad pública tiene “recursos suficientes” para abordar esta campaña sin apoyo externo.

“Todas las ayudas son bienvenidas y son agradecidas”, señaló y recordó que hace meses que las comunudades están trabajando en sus planes de vacunación para aplicar dentro de sus territorios.

Además, el ministro de Sanidad explicó que el registro de vacunación creado para computar la inoculación de la vacuna del coronavirus a la población permitirá detectar casos como el de la residencia de mayores de Valdemoro (Madrid), donde fueron vacunados no residentes.

Recuento nacional
Un total de 207.323 personas fueron vacunadas hasta el momento en España, 67.984 más que los datos facilitados este pasado martes por el Ministerio de Sanidad, lo que supone un 27,9% de las 743.925 dosis entregadas a las comunidades.

Según el balance de Sanidad de ayer, después del festivo Día de Reyes en el que algunas comunidades no vacunaron, las regiones donde la campaña está más avanzada son Asturias, con un 60,7% de las dosis recibidas ya administradas; Ceuta, con el 57,3%, y Galicia, con el 54%.

Por contra, al final de la lista se sitúan Madrid, con 11,5%,  Cantabria, con 13,2%, y la Rioja, con el 14,5% inoculado de todas las dosis recibidas. 

La jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, María José Sierra, recordó que hay que tener en cuenta la complejidad en la logística de la distribución del fármaco y el registro de vacunas, que es histórico, y que estos días lo están “afinando”. 

Andalucía pide más dosis
Por otro lado, el consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, afirmó ayer que existe un “déficit” de vacunas y reclamó al Gobierno central que se envíen más dosis y que se negocie con la UE un mayor número. 

Asimismo, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, defendió  la estrategia y aseguró que se alcanzó una velocidad de crucero.

En la misma línea, la Comunidad de Madrid señaló que avanzan a la misma velocidad con el objetivo de “vacunar al mayor número de personas en el menor tiempo posible”.

España recibirá en siete o diez días la primera remesa de dosis de la vacuna de Moderna