La estrechez de las calles de Bens impide el paso de las ambulancias para atender a los pacientes

Incluso los coches tienen complicaciones para circular por ciertas calles del núcleo | patricia g. fraga
|

Los vecinos de Bens alertan de una situación que viven con temor cada vez que se requiere el servicio de una ambulancia: la estrechez de las calles impide su paso por el núcleo, por lo que la asistencia tarda más y los pacientes se ven perjudicados. “No pueden pasar más allá de la rotonda donde termina la ruta del bus 6A, por lo que no acceden al pueblo, algo que dificulta la asistencia rápida”, sostiene el presidente de la asociación de vecinos de Bens, Antonio Conde.

Este problema ya ha sido trasladado al Gobierno local por parte de los residentes de la zona, pero todavía continúan a la espera. “Dicen que van a hacer algo, pero todavía no sabemos nada”, comenta. Así, Conde expone el deterioro del núcleo de Bens, sigue “igual que en los años 1900 y no ha evolucionado de ninguna forma”. Cada vez que una ambulancia tiene que aproximarse a Bens, los conductores no pueden pasar porque “hay coches aparcados por el medio de las calles y ni siquiera pueden dar marcha atrás, por lo que no hay manera”. Esto supone que los asistentes sanitarios tengan que “ir con la camilla a la casa en cuestión y trasladar a los pacientes por las calles hasta la ambulancia”, relata el presidente de la asociación vecinal.

Mal estado del asfalto
A todo ello, se le suma el mal estado del asfalto. “Hay agujeros en todas las carreteras y el mantenimiento que se hace no es suficiente. Es un trabajo que tendrían que supervisar mucho más desde el Ayuntamiento”, dice. Ahora, esperan poder reunirse con la concejalía de Urbanismo para exponer sus peticiones y que la vida en este núcleo coruñés sea más llevadera. “Estamos cansados, nos sentimos abandonados y no sabemos ya qué hacer”, comenta Conde. Por otra parte, los residentes de Bens ya han denunciando la pasada semana la suciedad y las malas condiciones de la cala de la zona. “La cala está cada vez más sucia, pero no solo eso, sino que el camino que da acceso a ella está también sin limpiar y la maleza no para de crecer”, indica Conde, quien preguntó incluso a la propia empresa de limpieza sobre este asunto, y añade que la respuesta fue que “no hay presupuesto para esto”, comenta.

Ahora, al ver que el verano llega a su fin y no han podido disfrutar de este arenal tan próximo a sus viviendas, solicitan, una vez más, una reunión con la concejalía de Medio Ambiente. “Nunca nos responden”, dice el presidente de la asociación vecinal. 

La estrechez de las calles de Bens impide el paso de las ambulancias para atender a los pacientes