El Ayuntamiento rechaza la oferta del Puerto para adquirir parte de los muelles

Los muelles en el centro de la polémica son Batería y Calvo Sotelo pero, en un plazo temporal más amplio, también San Diego | javier alborés
|

El Gobierno local se autodescartó ayer del proceso de compra de una parte de los muelles de La Solana, Batería y Calvo Sotelo al que fue invitado este viernes por el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada. El Ayuntamiento incluso rechaza el acuerdo para que la Xunta compre el 51% del espacio para que sea de carácter público porque cree que el pacto tiene un trasfondo a más largo plazo en lo que a los muelles de San Diego se refiere.


No habrá espacio de titularidad municipal cuando se desafecten Batería, Calvo Sotelo y La Solana aunque el Puerto instó al Consistorio –la última vez este mismo viernes– a adquirir una parte o el 49% restante de los terrenos que quedaría libre tras un compromiso de compra del 51% por 20 millones de euros por parte del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Al menos no se destinarán fondos de las arcas del Ayuntamiento a estas infraestructuras mientras Marea Atlántica siga al frente.
Desde el Gobierno local comunicaron ayer esta decisión. Según un comunicado “nesas condicións e co contido do convenio que se propón, o Concello da Coruña non adquirirá cota de propiedade desde condominio”.

Acusaciones sobre San Diego
En María Pita fueron más allá al reclamar al Ejecutivo central y a la Xunta que rectifiquen lo comprometido esta semana e incluyan a la Administración local en las negociaciones. Desde el punto de vista municipal, tras la reunión entre Xunta, Puertos del Estado, Fomento y la Autoridad Portuaria esta semana, poco importa la invitación del presidente del Puerto Enrique Losada. La futura adquisición del 51% desde San Caetano responde, según el Ayuntamiento, a un interés por “blindar os convenios urbanísticos de 2004 e salvar así a operación especulativa nos peiraos de San Diego, argallada de costas á cidade, ás súas institucións e á súa xente”.
Con independencia de que el grupo de Gobierno local de aquel año firmase, como el resto de instituciones, el protocolo, la Marea en el poder en la actualidad entiende que para avanzar en una hoja de ruta para el borde litoral hacen falta tres premisas básicas. Para el alcalde, Xulio Ferreiro, y su equipo es necesario revisar lo firmado en 2004, tratar los terrenos como un todo y no por partes y que se garantice el uso público de todos los espacios que hoy forman parte del complejo portuario.

Desde esta postura crítica respecto a los pasos dados esta semana, el Consistorio recordó también que todavía no ha obtenido respuesta de las otras administraciones a su invitación de participar en el foro Tecendo Litoral que se desarrollará los días 27 y 28 y que también está abierto a la ciudadanía en general.
Como contrapartida al malestar municipal se presenta uno de los principales argumentos del Puerto para tener que recurrir a la venta –a instituciones públicas o privadas– que Losada repitió este viernes. Recordó que la deuda asumida para construir el Puerto Exterior de punta Langosteira sigue rozando los 300 millones y que hay que conseguir fondos para ir amortizándola.

El Ayuntamiento rechaza la oferta del Puerto para adquirir parte de los muelles