Oleiros - Seoane recurrirá al Consorcio para exigir a Fomento que acelere las obras en la N-VI

|

El Ideal Gallego-2011-06-03-021-514735bffran moar > oleiros
  El malestar del alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, con el Ministerio de Fomento por el desarrollo de las obras de mejora de la carretera N-VI, en el tramo de la parroquia de Nós, va en aumento.
A mediados del pasado mes de mayo el regidor dijo que el Gobierno estaba simulando que realizaba los trabajos; es decir, un “paripé”, en el tramo que enlaza O Carballo con O Seixal. Y a su parecer las cosas a principios de junio no han variado.
Por ese motivo ha decidido plantear en la próxima reunión del Consorcio das Mariñas que todos los mandatarios de los ayuntamientos, que integran la entidad supramunicipal, hagan llegar al Ministerio de Fomento una reclamación para que se aceleren los trabajos de mejora del viario.
García Seoane considera que la cuestión afecta a todos y cada uno de los municipios del área metropolitana; no sólo al de Oleiros.
“En horas punta las retenciones a la altura del punto negro de Iñás llegan a Espíritu Santo, en el municipio de Bergondo. Eso no se puede consentir y menos todavía cuando a los políticos de turno se les llena la boca con la llegada del AVE”, dijo el mandatario oleirense, que considera que la solución a las retenciones de tráfico sería finalizar los trabajos proyectados en la N-VI.

Sin avance >
El regidor apunta que tan sólo dos operarios se encuentran trabajando en la zona y que las obras no avanzan en absoluto, lo que ha provocado que hasta el momento el proyecto de reforma, según él, lleve un retraso de dos años.
Las obras de ampliación de la carretera N-VI se iniciaron en mayo de 2010 con el derribo de varias viviendas que se localizaban en los márgenes de la calzada cerca de la fábrica de piensos Biona.
La reforma ya comenzó con un retraso de más de medio año sobre los planes previstos y el regidor explicaba, en su momento, que se debía a una problemática con la expropiación de algunas de las casas afectadas por el proyecto de ampliación.
Un proyecto que incluye la construcción de un paso subterráneo a la altura de las calles de O Traballo y As Lavandeiras y de una rotonda en los accesos a O Pinar. Esta infraestructura se construirá con carácter provisional, ya que está previsto que, en una segunda fase de la ampliación de la N-VI, el trazado de la vía quede subterráneo de forma que en la superficie haya una infraestructura independiente del vial que se destinará a distribuir el tráfico local.

Oleiros - Seoane recurrirá al Consorcio para exigir a Fomento que acelere las obras en la N-VI