Condenados a pagar 1.800 euros a su comunidad de vecinos por conectar su teléfono al ascensor

|

  redacción>a Coruña

  Un delito de defraudación va a costarles a dos residentes en la avenida de Arteixo el pago de multas por valor de 840 euros y una indemnización de 1.800 los propietarios del edificio donde se mudaron en febrero de 2006 por el gasto telefónico que desviaron a la factura de la comunidad, más de 1.100 euros.
La sentencia del juzgado de penal número 3 establece que los dos acusados aprovecharon sus conocimientos para conectar la línea de teléfono de su piso a la del ascensor, y que a partir de ahí, realizaron llamadas con cargo a la comunidad durante los seis meses siguientes.
A ojos del magistrado resulta probado que los dos hombres llevados a juicio “hicieron un uso fraudulento de la línea telefónica, consiguiendo hablar desde su casa, pero con cargo a la comunidad de vecinos”.
En ese sentido se manifestó, durante el juicio, un trabajador de la empresa de telefonía, que acudió al inmueble para reparar una supuesta avería y se encontró con que la línea había sido “puenteada”.
En la compañía telefónica habían detectado también que desde la llegada de los nuevos residentes al piso, el consumo telefónico había crecido de forma “excesiva”, concretamente entre febrero y septiembre de aquel año.
Como hace notar el juez en la resolución, los dos acusados  no dieron explicación alguna sobre ese elevado gasto o de por qué no tenían contrato de telefonía. Así, les impone el pago de una indemnización por el total de las facturas más el IVA y el coste del alta de la línea comunitaria.


 

Condenados a pagar 1.800 euros a su comunidad de vecinos por conectar su teléfono al ascensor