Un año de cárcel por morderle el trasero a una chica

Rescatado tras quedarse colgado en un muro
|

La Audiencia de Pontevedra ha impuesto un año de prisión a un hombre de nacionalidad senegalesa que, en mayo de 2018, mordió en el culo a una joven en plena calle, en el centro histórico de la ciudad de Pontevedra.

El fallo, que no es firme y se puede recurrir, le considera autor de un delito de abuso sexual.

Los magistrados consideran probado que el acusado, en la madrugada del 27 de mayo de 2018, se encontró con la joven en la calle Charino de Pontevedra.

El hombre, que tiene permiso de residencia temporal en España, mordió "ligeramente" una nalga de la víctima y ésta, al sentir el mordisco, se giró y le vio "doblado a la altura de su trasero".

La joven le recriminó su actuación y le tiró encima el líquido del vaso que llevaba en la mano, tras lo cual el agresor no se marchó, sino que cogió una botella de cristal, la rompió y la amenazó con ella hasta que se introdujo en un portal, en donde fue detenido por la policía.

Durante el juicio, el acusado alegó que intentaba pasar entre la gente cuando, por la aglomeración que había, tropezó sin querer con la chica y "sin ánimo libidinoso".

Junto con la pena de prisión, la Audiencia de Pontevedra ha condenado al acusado a dos años de libertad vigilada y tendrá prohibido aproximarse a menos de 200 metros de la víctima durante todo ese tiempo.

Un año de cárcel por morderle el trasero a una chica