Mas mantiene la confianza en Viloca y Osacar y cree que no se equivocará

|

El presidente de la Generalitat y líder de CDC, Artur Mas, aseguró que mantiene la confianza en el tesorero del partido, Andreu Viloca, y en el extesorero Daniel Osacar pese a sus recientes detenciones: “Les tengo la confianza que les deposité en su momento. Confío en que, después de decirlo tantas veces, no me equivocaré”.
Lo dijo en el Parlament, donde compareció para dar explicaciones sobre la investigación judicial que afecta a su partido y a la empresa pública Infraestructures.cat, una operación por la que Viloca está en la cárcel sin fianza desde el miércoles y por la que Osacar fue detenido ayer.
También defendió a otro de los detenidos en la operación, el director general de Infraestructures.cat, Josep Antoni Rosell, responsable de una empresa “modélica” en contratación pública aunque la investiguen.
Uno de los empresarios detenidos en la operación y exalcalde de Angles, Josep Manel Bassols, es el marido de la comisionada de Transparencia de la Generalitat, Núria Bassols: Mas afirmó que no tienen ninguna intención de cesarla por esta circunstancia, aunque se le pidió desde la oposición.
“Cada persona es cada persona y no puedo hacer responsable a Bassols de cosas que afectan a su marido. La puedo hacer responsable de cosas que la afectan a ella”, replicó a ERC, que le había pedido el cese.
El presidente de la Generalitat no la cesará, pero sí tiene la intención de hablar con ella para “poder escuchar su versión”.

caso palau
Mas vinculó la operación judicial de la fue objeto CDC con el hecho de que el partido apuesta por la independencia de Cataluña: “Habernos metido en el proceso soberanista nos ha creado problemas, problemas no precisamente fáciles de llevar, y, pese a esto, seguiremos adelante”.
La oposición le recordó que el caso del Palau de la Música, por el que también se investiga a CDC, estalló antes de que el partido de Mas abrazara la independencia, y el presidente ha lamentado que es un caso de 2009 que aún no llegó a juicio.
“Algunos esperamos que el juicio se haga de una vez, porque los que están bajo sospecha tienen derecho a no estar seis años pendiente de que se abre juicio. No tiene ningún sentido”, dijo.
Mas defendió las adjudicaciones de la Generalitat porque no hay margen para el trato de favor, y retó a los diputados a demostrar que están mal hechas, “más allá de las ganas de hacer daño”. 
También instó a los grupos a preguntarse por qué se pone el foco en las donaciones a la fundación de CDC (Catdem) y no en las de otros partidos.

Mas mantiene la confianza en Viloca y Osacar y cree que no se equivocará