Centenares de vecinos de Moraña rinden homenaje a Amaia y Candela

El Ideal Gallego-2015-08-08-025-0a1e9040
|

Flores, velas. Algunos dibujos de niños con el nombre de las pequeñas de Moraña que toda España llora estos días. La plaza frente al Consistorio se convertía ayer a última hora de la noche en un altar en el que descansaban todos estos objetos de duelo, además de una pancarta que expresó el sentir de un pueblo conmocionado.
Fueron cientos de personas las que recorrieron la distancia que separa la Carballeira de Santa Lucía y la Casa Consistorial, en un silencio en el que se cortaba la emoción. 
Allí estaba representada media comarca, también lo político: La alcaldesa de Moraña, Luisa Piñeiro; el regidor de Caldas, Juan Manuel Rey; el responsable de la entidad menor de Arcos, Jacobo Pérez; el portavoz del PSOE, Celso Diz; ediles, en fin, de todos los grupos políticos y representantes a nivel provincial. Pero sobre todo, vecinos. Amigos, familiares y representantes de un pueblo que tardará más de una semana, la que ha pasado desde el crimen, en asumir lo ocurrido. 

comunicado
Hacia el final del acto, la familia de las niñas dio lectura a un comunicado de agradecimiento por su “apoyo y comprensión”. Fue el punto y final al acto, pero hubo y seguirán más.  Poco antes, otra muchedumbre se concentraba en Campolameiro, en el cementerio donde descansan los restos de las menores. Ante un panteón aún sin lápidas compusieron un tapiz floral, delimitado por velas y formando dos figuras de ángeles. 
Muchos de los allí participantes decidieron trasladarse a continuación a Moraña para asistir también en la marcha silenciosa. 
La consternación llegaba ayer hasta Ferrol, donde otros de los actos plantó flores en el Parque Reina Sofía, para posteriormente seguir con la lectura de un manifiesto en la Plaza de España contra todo tipo de violencia machista. Los actos en recuerdo de Amaia y Candela seguirán hoy en varios puntos, entre ellos, en la vecina localidad de Caldas de Reis, donde a mediodía está prevista una concentración en las Palmeras.

Centenares de vecinos de Moraña rinden homenaje a Amaia y Candela