Las lluvias derrumban los restos de un baluarte en el parque de Oza

El Ideal Gallego-2019-12-16-022-0b1005d4
|

Las fuertes precipitaciones que cayeron durante toda la noche provocaron ayer el derrumbamiento de una gran parte de un muro en el parque de Oza. Se trata de los restos de una baluarte de principios del siglo XVII del que los vecinos del barrio llevaban tiempo advirtiendo de su mal estado y que dividía la pendiente del parque en dos niveles. Ayer se encintó el lugar para evitar que nadie se acercara hasta que los técnicos municipales pudieran examinar los restos. 

El muro fue levantado poco después del famoso asalto de la flota inglesa comandada por sir Francis Drake, en 1589. Tras ser rechazada la armada con graves pérdidas, se decidió reforzar las defensas de la ciudad amurallando Oza, que por aquel entonces era un municipio independiente. Poco a poco se fue completando y haciendo reformas en el siglo XVIII y XIX hasta que, ya en 1912, Oza fue absorbida por A Coruña. Gran parte de su patrimonio también se vio afectado por la expansión urbanística, como el castillo de San Diego, que fue demolido para construir instalaciones portuarias.  
Desde entonces, el patrimonio de Oza ha ido sumiéndose en una progresivo olvido, según denuncia el arqueólogo Felipe Senén, que reconoció que el muro “no es que sea un monumento de primer orden”. 

Nombramientos
Senén, conocido defensor del patrimonio de la ciudad, denunció ayer el estado en el que se encuentran los edificios o restos de edificios históricos de esta parte de A Coruña. “Tuvimos una reunión en el faro de Oza para hablar de este problema, porque esta zona está muy maltratada, y es un antiguo Ayuntamiento con un rico patrimonio”.

A este respecto, recordó otros casos, como el de la llamada Torre de Miraflores, que es en realidad un antiguo pazo, que se descuidó hasta que se convirtió en un montón de ruinas, igual que en el caso de la antigua muralla que ayer se derrumbó en Oza. “Son adornos pero no  hay mantenimiento”, se lamentó el arqueólogo. También lamentó al situación de la Iglesia de San Diego. 

La asociación de vecinos de Oza también se ha mostrado en varias ocasiones preocupadas por el estado de los edificios arqueológicos del antiguo Ayuntamiento. Sin embargo, ningún Gobierno local ha tomado medidas para conservarlas adecuadamente.

Las lluvias derrumban los restos de un baluarte en el parque de Oza