García reconoce cuestiones “difíciles de controlar” durante la Feira Franca

|

Las expresiones de los responsables y de los empleados municipales y sus explicaciones a la hora de hacer balance son el reflejo fiel de su estado de ánimo, de su palmaria satisfacción después del éxito de la XIX Feira Franca Medieval. El alcalde, Ramón García Vázquez, se reunirá en las próximas horas con los técnicos para analizar los resultados, si bien avanzó que estos serán “satisfactorios” teniendo en cuenta la altísima participación en la cita, el movimiento económico que genera y la repercusión y promoción que esta supone para Betanzos.
Las tareas de limpieza de las calles del casco antiguo y del entorno de la plaza de García Irmáns se prolongarán durante varios días con la intención de recuperar cuanto antes la normalidad y de poder iniciar, casi de inmediato, la colocación de las obras de la Bienal Balconadas.
El primer edil evitó los números, pero destacó “las miles de personas que visitaron la ciudad en las noches del viernes y del sábado, y en la tarde del domingo”, lo que, según el primer edil, “hizo que en muchos momentos se superasen ampliamente las previsiones”,  lo que para el Gobierno de Betanzos es un indicativo “de la dimensión que alcanza esta feria y la repercusión que tiene” en Galicia, e incluso en España.

CAMBIOS
La reunión con los técnicos servirá para conocer también aquellos aspectos que “son susceptibles de mejora, teniendo en cuenta que ciertos momentos, por esa aglomeración de gente, algunos aspectos resultan difíciles de controlar”, dijo García.
En este sentido, distintas voces criticaron que se permitiera la venta de artículos que nada tienen que ver con la cita en el mismo entorno, que no se hiciese hincapié en la ornamentación de los distintos puestos, e incluso en la vestimenta de los voluntarios que tomaron parte en las escenas de la Feira Medieval 2016.
Desde el Ayuntamiento de Betanzos también incidieron en qu a pesar de esa altísima participación “todo se desarrolló sin incidentes”, destacando la labor realizada por Policía Local y Guardia Civil, Protección Civil, Cruz Roja y Bomberos de Betanzos, y de todos los voluntarios y personal municipal y trabajadores municipales, “porque sin la contribución de todos ellos y la participación activa de los betanceiros esta feria no sería posible”, declaró Ramón García Vázquez.
Uno de los atractivos de la cita betanceira son las escenas tradicionales, que actúan como “rasgos diferenciadores” que siguen despertando interés y que, pese al incremento de este tipo de ferias, hacen que la brigantina se mantenga como un referente en Galicia. En este sentido, el alcalde señaló que avanzan en el diseño de nuevas representaciones para 2017 de la mano del director del Museo de As Mariñas, Alfredo Erias, “relacionadas con la historia de Betanzos”.

García reconoce cuestiones “difíciles de controlar” durante la Feira Franca