La Xunta relaja las medidas en Lugo y en el área de Pontevedra al bajar la incidencia del Covid

Un camarero sirve una mesa en una terraza de Vigo | Salvador Sas
|

El comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión del Covid-19 decidió relajar las restricciones en Lugo, que pasa del nivel máximo al medio, y en Pontevedra y su área, es decir, Marín y Poio, que pasan al mismo nivel, tras presentar una incidencia acumulada de “alrededor de 150 casos” en los últimos 14 días.

Esta relajación afecta, sobre todo, a la hostelería, pero no al cierre perimetral que sufren estas localidades, que continúa, al igual que en Vigo, A Coruña y Ferrol y algunos municipios limítrofes de sus áreas, en cuanto a las grandes ciudades.

Asimismo, el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, informó de que los municipios de Silleda, Ribadavia, A Laracha, Cabana de Bergantiños, Malpica, Vilanova de Arousa y Xinzo de Limia dejan la situación máxima en la que se encontraban y pasan al nivel básico de restricciones, el 2, el mismo en el que se encuentra Galicia en su conjunto.

También se relajan en O Porriño, que se iguala con la comarca de Vigo en el nivel medio alto, mientras que decidió subir al nivel medio alto a Sarreaus y A Rúa; que tendrán también cierre perimetral, a Camariñas y Zas; y a Tomiño y O Rosal.

Además, estarán en situación de vigilancia especial los municipios de Abegondo, Neda, Ordes, Vilagarcía, O Barco, Rodeiro, Verín, Bueu, Santa Comba, A Baña, Mazaricos, Negreira, Boiro, Ribeira, A Pobra y Rianxo.  

García Comesaña destacó la tendencia a la baja generalizada en toda Galicia, a la que la directora general de Salud Pública, Carmen Durán, puso cifras.

En los últimos siete días la incidencia acumulada se redujo un 37%, hasta los 76,5 casos por 100.00 habitantes; mientras que en los últimos 14 día fue del 36 %, hasta los 167,8 casos.

Asimismo, el gerente Sergas, José Flores, puso cifras a la mejora en la presión asistencial, sobre todo en las UCI, que tienen una ocupación “un 71% menor” que el pico registrado durante el mes de abril, cuando se llegó a 178 hospitalizaciones en estas unidades.

 

Repunte de positivos

Galicia sumó 324 nuevos positivos por Covid-19 en un día, lo que implica un repunte con respecto a los 255 notificados la jornada anterior. Además, la tasa de positividad de las PCR volvió a subir hasta colocarse en el 5,4%, cuando 24 horas atrás era del 2,3%.

Con todo, la presión hospitalaria continúa a la baja con 360 personas, nueve menos que hace un día. No obstante, hay que diferenciar los ingresados en planta, que bajan en 12 y se colocan en 309, de los pacientes críticos, que suben en uno hasta los 51.

El área sanitaria de Vigo es la que aporta más de un tercio de los nuevos casos de coronavirus, con un total de 126, lo que de hecho implica que se disparan en 76 en comparación con el día anterior. También registraron subidas en las infecciones diarias las áreas de Pontevedra, con 39 (+5); Ourense, con 32 (+2); y Lugo, con 25 (+9).

Asimismo, diez personas murieron ayer diagnosticadas de Covid-19, por lo que Galicia suma 1.303 fallecimientos desde el inicio de la pandemia, según datos  aportados por Sanidad.

Por otro lado, un total de 52 altas, a las que hay que sumar otros tres fallecimientos, provocaron que la cifra de usuarios de residencias con Covid-19 se redujese en las últimas horas hasta 270.

Asimismo, los centros educativos y escuelas infantiles de Galicia contabilizaron ayer 861 casos activos de coronavirus, lo que supone un descenso de 11 respecto  a las cifras del jueves.

La Xunta relaja las medidas en Lugo y en el área de Pontevedra al bajar la incidencia del Covid