El investigador del crimen de Pistorius tiene pendientes siete cargos de intento asesinato

oscar pistorius, en el banquillo de los acusados efe
|

La Policía sudafricana destituyó ayer al investigador jefe del supuesto asesinato a manos de Oscar Pistorius de la novia del atleta, tras confirmar que pesan sobre el detective siete antiguos cargos de intento de asesinato.

El anuncio lo hizo en una conferencia de prensa en Pretoria el comisario de la Policía Nacional Riah Phiyega.

El portavoz policial de la región sudafricana de Gauteng (a la que pertenecen Johannesburgo y Pretoria), Neville Malila, había confirmado las cuentas pendientes con la Justicia que tiene Hilton Botha, detective del “caso Pistorius” y principal testigo de la Fiscalía hasta ahora.

“Sí, es un caso con siete cargos de intento de asesinato”, dijo ayer Malila en referencia a Botha, citado por la agencia sudafricana de noticias Sapa. Malila precisó que Botha disparó en el pasado contra un minibús, que transportaba siete viajeros, para tratar de detenerlo.

 

declaración

Botha investigaba el caso de Pistorius, acusado del asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, hallada muerta en la casa de Pretoria del atleta con varios disparos en su cuerpo en la madrugada del jueves.

El detective, que llegó al lugar del crimen alrededor de las 03.15 horas del jueves, declaró el miércoles y ayer como testigo ante el Tribunal de la Magistratura de Pretoria, llamado por el fiscal para que apoyara ante el juez su oposición a la libertad bajo fianza para Pistorius.

La Policía, hasta ahora representada por Botha en el juicio, secunda la versión del fiscal, según la cual Pistorius asesinó de manera premeditada a Steenkamp.

Después de aplazarse ayer la vista por cuarta ocasión, está previsto que el tribunal se pronuncie hoy respecto a la concesión de libertad bajo fianza al atleta, quien pasó ayer su octava noche bajo custodia de la Policía.

El corredor hizo historia el pasado agosto en Londres al convertirse en el primer atleta con las dos piernas amputadas en participar en unos Juegos Olímpicos.

 

El investigador del crimen de Pistorius tiene pendientes siete cargos de intento asesinato