Manuel Pablo: “Estamos tocados, pero intentaremos que los nervios no nos afecten”

el capitán blanquiazul aboga por una victoria inmediata que devuelva la confianza al equipo ac
|

 

Manuel Pablo García, capitán del Deportivo, reconoce que el nerviosismo y la desconfianza se han apoderado del vestuario blanquiazul tras los malos resultados encajados en los últimos partidos que han provocado que el cuadro coruñés se haya hundido en el último puesto de la tabla y que la zona de salvación se haya alejado a cinco puntos.

La cara y las palabras del veterano futbolista desvelan el desánimo que se respira dentro de la propia plantilla herculina. Sin embargo, y pese a admitir que la moral de los deportivistas está bajo mínimos, el lateral derecho apela a la tranquilidad y al optimismo para tratar de superar una situación que se torna más difícil cada jornada que pasa.

“La imagen en los últimos partidos ha sido mala y ves que se desmorona el equipo, que está en el partido, pero que no está con confianza, que te meten goles de todas las maneras distintas. Estamos un poco tocados en el aspecto anímico, pero vamos a intentar que los nervios no nos pasen factura”, admite el zaguero canario, quien asegura que la plantilla trata de corregir los errores que viene cometiendo durante toda la temporada, pero que la falta de confianza y los nervios provocan que los coruñeses tropiecen con la misma piedra en su siguiente compromiso.

“Ahora la situación está un poco difícil porque pasan los partidos y ves que cualquier error nos cuesta un gol en partidos que están igualados y eso nos hace perder confianza y estar con más miedo de cara al partido siguiente porque piensas que te puede pasar lo mismo. Tenemos que intentar soltar los nervios, aunque es difícil cuando ves que la situación no mejora”, añade el defensa insular.

Manuel Pablo entiende que, tras la derrota de la pasada semana contra el Getafe, las críticas de los aficionados se hayan centrado principalmente en los jugadores.

“Es normal porque los que estamos metidos ahí somos nosotros y los que llevamos 16 puntos somos nosotros. La gente expresa que está triste, desilusionada y nos exige más”, comenta el lateral diestro, quien parece sentirse harto de que semana tras semana los coruñeses cometan los mismos fallos.

“Tenemos que corregir los errores individuales y colectivos, pero cada vez, por una cosa distinta, no conseguimos solucionarlos”, dice.

Ante la pregunta de si considera justo que la Federación de Peñas, en el comunicado que publicó hace unos días, culpara únicamente a la plantilla, responde: “somos los que estamos ahí y tenemos que dar la cara. Nos cuesta y es difícil porque la confianza se va desmoronando, pero espero que contemos con su apoyo para intentar ganarle al Granada desde antes de que comience el partido”.

“Supongo que si desde el primer minuto contra el Granada hacemos las cosas mal, habrá reproches de los aficionados, pero supongo que ellos van a intentar animarnos durante todo el partido”, añade.

El capitán reconoce que los jugadores no están dando la talla ni a nivel colectivo ni a nivel individual en el presente curso.

“No estamos rindiendo a nivel individual y eso se nota en el aspecto colectivo y al revés, tampoco rendimos a nivel colectivo y eso también nos afecta a nivel individual”, explica el futbolista canario.

Manuel Pablo, cansado de que se sientan incapaces de hallar una solución a la paupérrima marcha del equipo, incluso está dispuesto a que el Depor plantee los encuentros con el objetivo de parapetarse atrás en el campo y renunciar a crear fútbol si con ello logran sumar puntos.

“Tenemos que defender todos y si nos tenemos que meter atrás, aunque no nos guste, es lo que vamos a tener que hacer porque nos ha dado resultados. A lo mejor es la solución”, apunta el zaguero insular, quien niega que a la plantilla le afecte no estar cobrando sus nóminas.

“Durante la semana puedes estar preocupado, pero no creo que cuando saltes al campo pienses eso. Comenzamos la Liga y ganamos y después pasó todo septiembre y no volvimos a ganar ni un partido y seguíamos cobrando. Cuando saltas al campo eso no afecta”, dice.

“Estamos negociando y nos dicen que estemos tranquilos. No sabemos cuándo vamos a empezar a cobrar, pero se dice que pronto”, sentencia.

Manuel Pablo: “Estamos tocados, pero intentaremos que los nervios no nos afecten”