Bruselas recurre la sentencia que avala las ayudas para la construcción naval

13 enero 2011 página 34 / 10 diciembre 2014 VIGO (PONTEVEDRA), 15/11/2010.-Los trabajadores del astillero vigués Vulcano han vuelto hoy a trabajar en el buque sísmico 533, que estuvo parado varias semanas pendiente del aval de Pymar.
|

La Comisión Europea ha recurrido la sentencia del Tribunal General de la Unión Europea (TUE) que anuló la decisión del Ejecutivo comunitario de declarar ilegal el sistema español de bonificaciones fiscales (tax lease) para los inversores en astilleros –entre ellos, los gallegos– y que obligaba a España a recuperar estos apoyos.
“La Comisión ha decidido recurrir la sentencia que anula la decisión de 2013 que declaraba ilegal el sistema de tax lease bajo las normas de ayudas de Estado”, afirmó Ricardo Cardoso, portavoz del Ejecutivo europeo encargado de Competencia, quien añadió que defenderán su decisión ante el Tribunal de Justicia.
Bruselas pidió en julio de 2013 a España que recuperara las ayudas ilegales concedidas a los astilleros mediante el sistema de bonificaciones fiscales entre 2007 y 2011. Las subvenciones debían devolverlas los inversores que financiaron la construcción de los buques, pero no los armadores ni los propios astilleros.
No obstante, el tribunal estimó que la conclusión de la Comisión de que las medidas podían “falsear la competencia” y “afectaban a los intercambios comerciales” entre Estados miembros “no está motivada”.
Por su parte, la consejera delegada de la asociación de astilleros privados Pymar, Almudena López del Pozo, considera que la Comisión Europea está aplicando una “estrategia dilatoria” al recurrir el fallo favorable al sector español. El recurso presentado, señala López del Pozo, no tiene posibilidad de prosperar. “La estrategia de la Comisión es dilatoria, pero son conscientes de que no ganarán porque actuaron erróneamente”, afirma.
Mientras, sindicatos del sector lamentaron que esta decisión “impida cerrar el capítulo” y criticaron que con ello se mantenga la “incertidumbre”.
Así el portavoz de CC.OO., Ramón Sarmiento, censuró que la Comisión Europea no haya querido “salir del que es su guión” de recurrir todo hasta la última instancia, mientras que Ana Belén Valiño, de UGT, aseguró que confía en que la sentencia se ratifique. Por último, el resentante de la CIG, César Rodríguez, arremetió contra la Comisión por esperar “hasta el último minuto”  para “ganar tiempo”.

Bruselas recurre la sentencia que avala las ayudas para la construcción naval