Los yihadistas detenidos en Madrid fueron captados en una mezquita

|

Los tres presuntos yihadistas detenidos ayer en la denominada operación “Kamarma” fueron captados para el islamismo radical violento en el entorno de una mezquita en el barrio madrileño de Lavapiés. Según informaron a fuentes de la lucha antiterrorista, la persona que les inculcó esos ideales sigue en España.
Los expertos de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional llevaban alrededor de un año siguiendo la pista a estos tres jóvenes de edades comprendidas entre los 26 y los 29 años. Los tres, de origen marroquí, estaban perfectamente jerarquizados, siendo el mayor de ellos quien ejercía una posición de liderazgo. Llevaban 15, siete y cinco años viviendo en España, según estas fuentes.
Dos de los tres detenidos ayer vivían en Vallecas y otro en la Cañada Real, estaban en paro y el Ministerio del Interior les ha descrito como plenamente radicalizados, con acceso a armas y que habían manifestado su plena disposición a cometer un atentado en la ciudad de Madrid. La operación “Kamarma”  obligó a una intervención de “urgencia” provocada por el carácter “imprevisible” de los arrestados.
Sobre el presunto acceso a las armas, las fuentes consultadas explicaron que en la Cañada Real “alguien se puede hacer con una pistola en diez minutos”, pero insisten en que no es necesario adquirir un arma de fuego para hacer la yihad siguiendo los mandatos de Estado Islámico.
En este sentido, los expertos consultados otorgan especial relevancia al comunicado difundido hace unos días por el Estado Islámico firmado por su portavoz, Abu Muhammad y que el propio grupo terrorista tradujo al español. En el texto llaman a los musulmanes a hacer la yihad en todo el mundo, aunque no incluye ninguna amenaza concreta contra España.
“Si no tenéis un arma, tenéis una cuerda o un cuchillo. Y ante vosotros se encuentran los soldados del tirano. Salid, venced o morid”, son algunas de las frases recogidas en esta comunicación.
El comunicado lleva por título: ‘Di a quienes se niegan a creer: Seréis vencidos’ y fue difundido a mediados de octubre en otros idiomas y semanas después fue traducido al español, algo poco habitual por el momento en los mensajes de Estado Islámico.
Los expertos en el seguimiento de estos movimientos yihadistas indican que estos grupos traducen sus comunicaciones a los idiomas en los que quieren influir. Anteriormente este mismo comunicado había sido publicado en árabe, inglés, francés, alemán y ruso.
Las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas añaden que los tres detenidos buscaban reclutar a más gente para poder llevar a cabo una acción terrorista. En su caso sí que empleaban Internet para comunicarse y consumir la propaganda yihadista procedente de Siria e Irak.  
La operación, que continúa abierta, fue coordinada por el titular del Juzgado número 4, de la Audiencia Nacional.

Los yihadistas detenidos en Madrid fueron captados en una mezquita