Sancionada por golpear a sus hijas con una escoba durante una riña familiar

|

Un delito de lesiones en el ámbito familiar va a costar a una mujer una condena de 18 meses de cárcel, la prohibición de acercarse a sus dos hijas o comunicarse con ellas durante dos años y la pérdida de la patria potestad sobre ambas por tres años y medio.
La sentencia sirve para sancionar el episodio que, según se considera probado, tuvo lugar en la casa de la familia, en A Laracha, a finales de 2010. Tal como las denunciantes relataron el pasado mes de abril ante el titular del juzgado de penal 3, una riña familiar fue lo que provocó que, aquella jornada, su madre cogiese una escoba y la usara para golpearlas a ambas de forma repetida.
En este sentido, el dictamen destaca que las perjudicadas fueron coherentes en su relato, que hablaba de marcas por varias zonas del cuerpo. De otro lado, el juez tiene en cuenta el largo tiempo transcurrido en la tramitación de la causa, que sirve para dictar una sentencia atenuada, en atención a las dilaciones indebidas del procedimiento.  

a su suegra
Otro incidente en un domicilio familiar, este en A Coruña, llega el próximo mes al juzgado y puede costar cerca de tres meses de trabajos en beneficio de la comunidad al hombre que ocupará el banquillo.
Se le acusa de haber causado lesiones a su suegra, con la que convivía en verano de 2011, al propinarle un empujón cuando trasladaba un mueble por el pasillo de la casa. Según entiende el fiscal, el hecho de que la mujer hubiera movido algunos muebles de sitio fue, precisamente, lo que provocó el enfrentamiento entre ambos.

Sancionada por golpear a sus hijas con una escoba durante una riña familiar