Los bomberos acuden a Riazor para retirar cascotes de uno de los pilares de hormigón

La parte afectada fue uno de los pilares de hormigón de Tribuna javier alborés
|

Los bomberos tuvieron que acudir ayer al estadio de Riazor para retirar alrededor de 40 kilos de hormigón pertenecientes a una de las estructuras de cemento que soporta los tirantes de acero de la cubierta de la grada de Tribuna.

La intervención se produjo cerca de la una de la tarde y durante la misma los bomberos se cercioraron de que no existiesen grietas que afectasen a la estructura general.

Ante la posibilidad de que los cascotes cayesen a la calle Manuel Murguía, los bomberos inspeccionaron el pilar afectado y decidieron retirar aproximadamente 40 kilos de hormigón, aunque consideraron que el pilar que soporta los tirantes de acero de la cubierta se encuentra en buen estado.

siguen las obras
Esta intervención de los bomberos fue al margen de los trabajos de reparación de los desperfectos causados en la cubierta del estadio por un temporal hace casi dos semanas.

La reparación de los daños comenzó hace justo una semana por la cubierta de la grada de Marathón, zona en la que ya se completaron los arreglos durante los últimos días.

Una vez terminada esta parte, los operarios se trasladaron al otro fondo del estadio, el de la grada de Pabellón, para continuar con las reparaciones, que según aseguraron fuentes municipales estarán listas para el encuentro que el Deportivo juega este sábado a las seis y media de la tarde frente al Alavés en Riazor.

Estas dos zonas del estadio fueron las que sufrieron los principales desperfectos durante el temporal que azotó la ciudad hace ya casi dos semanas y que provocaron el aplazamiento del partido entre Deportivo y Betis.

El Gobierno municipal recibió entonces fuertes críticas por parte del resto de grupos de la corporación municipal y del propio club al ser considerado principal responsable del mantenimiento del estadio.

Los bomberos acuden a Riazor para retirar cascotes de uno de los pilares de hormigón