Putin advierte de que Corea se encuentra al borde de “un conflicto a gran escala”

|

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, advirtió ayer de que la situación en la península de Corea “está al borde de un conflicto a gran escala”, agregando que la política de presión sobre Pyongyang es “errónea y fútil”.
En un artículo publicado por el Kremlin de cara a la cumbre que celebrarán la semana que viene en China los BRICS –Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica–, el mandatario ruso recalcó que “los problemas de la región sólo pueden ser solucionados a través de un diálogo directo entre las partes, sin condiciones previas”.

Provocaciones y presión 
“Las provocaciones, la presión, el militarismo y la retórica insultante son una carretera sin retorno”, manifestó agregando que Moscú y Pekín “han creado una ‘hoja de ruta’ para un acuerdo en la península de Corea que promueva una reducción gradual de las tensiones y la creación de un mecanismo para una paz y seguridad duradera”.
Corea del Norte efectuó en los últimos años numerosas pruebas que se tradujeron en un endurecimiento del régimen de sanciones internacionales. Sin embargo, esto no ha servido para disuadir a Kim Jong Un.
Mientras, el ministro japonés de Finanzas, Taro Aso, anunció el viernes que canceló su visita a Washington, la capital de Estados Unidos, debido a la creciente tensión en la península de Corea tras el último lanzamiento de un misil norcoreano.
El mandatario nipón, que tenía previsto reunirse con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en el marco de la segunda ronda de conversaciones sobre las relaciones económicas bilaterales entre Washington y Tokio, ha indicado que ya ha comunicado su decisión a las autoridades estadounidenses.
Informo de que el Gobierno japonés, está previsto que la segunda ronda de las conversaciones se celebre a finales de este año.
Pyongyang llevó a cabo su último lanzamiento el martes, cuando disparó un misil que sobrevoló la isla japonesa de Hokkaido hasta caer en el Pacífico.
En respuesta, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que “hablar no es la respuesta” a las tensiones con Corea del Norte, si bien poco después el secretario de Defensa, James Mattis, aseguró que Washington “no se ha quedado sin soluciones”. l

Putin advierte de que Corea se encuentra al borde de “un conflicto a gran escala”