Hosteleros coruñeses piden la llegada de ayudas y denuncian el “abandono” del sector

Los hosteleros, durante su rueda de prensa | quintana
|

Los hosteleros de la ciudad se encuentran al límite. A la espera de las ayudas de la Xunta para sus negocios tras el cierre durante el pasado mes de noviembre y las restricciones que todavía sufre el sector, la Asociación de Emprendedores de Galicia (Ascega) denuncia que los empresarios de hostelería todavía no han recibido ninguna de las subvenciones prometidas por el Gobierno autonómico. 

En un acto en la sede de Ascega, el vocal del Grupo de Hostelería, Diego Lis, calificó la situación como “desesperada” y definió como un “abandono” el trato por parte de las diferentes administraciones, ya que “prometen ayudas que no llegan”. “Lanzamos un grito de que no podemos más”, lamentó el hostelero. “Estamos pidiendo se nos rescate, porque no hundimos y desaparecemos”, añadió. En la rueda de prensa, Diego Lis explicó que no están percibiendo “absolutamente nada”. “Nos están dando una tirita para una herida de diez centímetros: nos estamos desangrando”, reprochó, apuntando que, en su caso, desde marzo, está “metiendo dinero” en su negocio “mes tras mes”. A día de hoy, el empresario cree que es “imposible” mantener los establecimientos. “Mayoritariamente, el ingreso en nuestras cuentas es cero”, aseguró.

En el acto organizado por Ascega también estuvo presente el hostelero Pablo Gallego, que hizo balance de su larga carrera y expuso que “en 35 años de profesión nunca he vivido esta sensación de dejadez y pasotismo por parte de las administraciones”, además de considerar que se está haciendo una “política de escaparate”. “Las noticias son aparentemente fantásticas, pero después todo desaparece. Es una tomadura de pelo”, clamó.

Ocio nocturno
Por su parte, la representante del sector del ocio nocturno, María de Lillo, sostuvo que la “perspectiva” que manejan es reabrir en mayo o junio de 2021. “De trece meses, habremos abierto uno, y nadie ha percibido un euro por ahora”. A mayores, valoró la ayuda de 2.500 euros de la Xunta como una bonificación que “no vale ni para cubrir un mes”. “Entiendo que los procedimientos sean nuevos para todos, pero si nosotros nos tenemos que adecuar a las normas en unas horas no puede ser que para tramitar las ayudas sean todo dificultades”, concluyó.

Hosteleros coruñeses piden la llegada de ayudas y denuncian el “abandono” del sector